Un tema de conversación

Si estás leyendo este artículo lo más probable es que sea para ti. En esta época no sé si te diste cuenta pero el tema nutricional se convirtió en un aspecto tan controversial como el fútbol la política y/o la religión, y es bueno saber de ella como cultura general o sencillamente para tenerla como una herramienta de prevención.
Hoy hablaremos de algo que puede ser un tema de conversación y que aqueja a un sinfín de personas en el mundo, y son los problemas cardio-vasculares y cerebro –vasculares. No sé si te diste cuenta pero cada vez más personas las padecen y ahora a más temprana edad. En lo personal creo que es debido a nuestra alimentación y sobre todo a la ingesta inescrupulosa de productos de origen animal.
Me gustaría empezar esto comparando la alimentación de las personas más sanas y longevas del planeta: 1) los chinos ¿cuántos productos de origen animal consumen? Quizá pescado en el almuerzo y alguno que otro espécimen que camine o se arrastre. A lo que quiero llegar es que no son muchos, con suerte dos. 2) Campesinos: Estos señores tienen poca o nula accesibilidad a estos productos (animales) y su consumo es en pocas cantidades, en algunas ocasiones charque o huevo, carne de vez en cuando. 3) Mediterráneos: Productos marinos y carnes blancas quizá dos veces al día. Pero una persona promedio en nuestra sociedad consume de desayuno un sándwich de jamón y queso con café con leche, a media mañana una a dos salteñas que tienen como ingredientes: huevo, carne, manteca, gelatina, leche, al almuerzo tenemos un bife montado ( con huevo), arroz con queso que tiene como ingredientes leche queso y leche evaporada y como no falta el postre tenemos un delicioso budín elaborado con leche, dulce de leche y huevo, a media tarde una masita o alguna bollería como un rollo de queso o pastel que tiene: queso, leche, manteca y huevo y de cena una espectacular y consistente hamburguesa que tiene carne, huevo, queso, tocino, jamón y más huevo en la mayonesa. Si hacemos una sumatoria consumimos alrededor de 20 a 30 productos de origen animal al día. ¿Impactante no?

«Si hacemos una sumatoria consumimos alrededor de 20 a 30 productos de origen animal al día. ¿Impactante no?»

Una característica de estos alimentos es que su composición química lo hace una fuente completa de proteínas con una composición de aminoácidos completa, para hacerla una proteína de alta calidad y absorbible. Las proteínas como tal tienen una función estructural, son como los ladrillos y cemento en un edificio, pero nuestros cuerpos se terminaron de construir cuando nosotros cumplimos 16 años en el caso de las féminas y 21 en el caso de los varones, y si estos edificios no crecen hacia arriba, ¿a dónde crecen? Algunos dirán que a los costados y yo diría que hay más probabilidad que al interior ya que no tengo permiso para meterme al lote del vecino.
En pocas palabras estos alimentos engrosan mis venas y arterias al paso de los años generando mucha más probabilidad de darle a nuestros cuerpos enfermedades como las mencionadas anteriormente. Muchos llegan al extremo ya sea por convicción o por salud a eliminar los productos animales dentro de su régimen alimentario y si se puede tener una dieta balanceada, sabiendo como suplementar la alimentación, pero no es un requisito eliminarlos sino tener un control y prudencia con las cantidades.
Si padeces de colesterol, triglicéridos, ácido úrico, hipertensión o si quieres prevenir estos toma estos consejos y analiza tu alimentación y ten la seguridad que tomándolos en cuenta te llevarán a un buen término. Sin más espero tengas un lindo tema de conversación y una linda y larga vida.

Andrés Canedo Pol es licenciado en Nutrición

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS