La obesidad, un estado de carencia

Es importante comprender primeramente el concepto de obesidad para captar la razón de su aparición y posteriormente entenderemos por qué esta se genera y después va en aumento a pesar de los esfuerzos por eliminarla.
La obesidad es el estado patológico que se caracteriza por un exceso o una acumulación excesiva y general de grasa en el cuerpo. La obesidad es, en pocas palabras, el aumento de células adiposas en el organismo. Si entendemos que son las células adiposas y para qué sirven determinaremos la causa de la obesidad y qué es lo que la provoca.
Las células adiposas son reservorios de energía concentrada, que son diseñadas para la prevención o para la dotación de energía en momentos de escasez.
Una cosa que entendí en mi profesión es que el cuerpo es un cúmulo organizado de células que trabajan de forma coordinada y perfecta con la premisa de sobrevivencia, y que nada absolutamente nada se crea con el fin de hacernos daño, esto incluye a los excesos que podríamos tener de energía.
Es por esta razón que traté de entender a estos depósitos de energía desde este punto de vista, y entendí que uno no tiene un depósito de algo con el objetivo de poner basura, sino con el objetivo de guardar algo en el que nos sea útil para el futuro. Pongo un ejemplo, en los pacientes asistentes a mi consulta les hago esta pregunta: ¿si te fuera escasa el agua durante tiempos prolongados en tu domicilio, construirías depósitos o tanques de agua para prever su escasez nuevamente?, y la respuesta siempre es lógica: sí. Entonces entendí que la razón por la que una persona acumula energía es por la falta de la misma y que el sobrepeso tiene un trasfondo más complejo pero deductivo.

«El cuerpo es un cúmulo organizado de células que trabajan de forma coordinada y perfecta con la premisa de sobrevivencia, que nada absolutamente nada se crea con el fin de hacernos daño, esto incluye a los excesos que podríamos tener de energía«

La razón por la que una persona crea más células adiposas es por la escasez. Siguiendo este ejemplo de la falta de agua en un domicilio llegué a un segundo concepto que es más llevadero de entender, y hago la siguiente pregunta: ¿La capacidad de absorción y/o acumulación de agua en una casa a la que le falta agua es mayor que la de una a la que nunca le falta? Y seguimos con el concepto, las personas que están mucho tiempo sin comer tienen una mayor captación de energía, ya que el cuerpo busca llenar sus tanques (metabolismo lento).
La capacidad de absorción de energía en un cuerpo con escasez es mayor que la de un cuerpo que no sufre escasez.Es también por esta razón que nos piden que tengamos el buen hábito del desayuno, ya que, si no lo tenemos, el cuerpo se encuentra más de 16 horas en escasez y debido a esto la absorción de la energía consumida en el almuerzo es mayor y se dice que es uno de los explosivos que desencadenan un sobrepeso y posteriormente una obesidad.

«La capacidad de absorción de energía en un cuerpo con escasez es mayor que la de un cuerpo que no sufre escasez»

En resumen, podemos decir a las personas con esta enfermedad que no busquen restringir sus calorías al mínimo, ya que su capacidad de absorción se elevaría, sino que busquen la manera de consumir calorías más cercanas a las que requieren, escogiendo alimentos que no sean hipercalóricos procesados, más bien escogiendo alimentos poco procesados (de la planta a la mesa), creando un hábito perdurable a largo plazo y no una dieta restrictiva o pastillas que te quiten el apetito.
Andrés David Canedo Pol es licenciado en Nutrición

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS