La guitarra es uno de los instrumentos que mayor interés despierta en los tarijeños

El cantautor Osvaldo Castillo de los Ríos considera que la guitarra es de los instrumentos que más interés despierta por el hecho de que quienes quieren cantar o para amenizar una reunión en todo grupo siempre hay una persona que ha demostrado inquietud por aprender a tocar este instrumento.

En su experiencia, a pesar que existe poco apoyo por parte de las autoridades para buscar y fomentar el talento de los tarijeños, cree que es tanto el amor por este arte que lleva a que la gente aprenda incluso empíricamente el instrumento de su elección.

Justamente este ha sido su caso, Osvaldo toca cinco instrumentos, aprendió a sus 13 años a tocar zampoña, luego quena. Se interesó por el charango, descubrió su aptitud para el canto y a los 16 emprendió el objetivo de tocar guitarra y el bombo para acompañar.

Qué tomar en cuenta antes de comprar un instrumento

Según resalta Osvaldo, en Tarija hay dos zonas que aglutinan la venta de instrumentos. “Las artesanías de la calle San Roque tienen toda clase de instrumentos autóctonos, también en la zona de la Loma hay instrumentos pero más electrónicos”.

Para las guitarras el aconseja que el comprador no se debe dejar llevar por el color o porque es más bonita. Añade que hay guitarras económicas desde 300 bolivianos que pueden resultar muy buenas. Se debe tomar en cuenta la calibración y que sea un instrumento centrado.

Además se debe adquirir un buen estuche para cuidarla como un capotraste para subir de tono, juego de cuerdas de repuesto, franela y líquido para limpiarla, pedestal para apoyarla y afinador si se quiere.

“Mi guitarra es electroacústica que me sirve para escenario me costó unos 700 dólares, no necesitas micrófono porque lo tiene incorporado, enchufas la línea y directamente el sonido sale al amplificador. Además como tiene caja también me sirve como guitarra criolla”.

Aprender a tocar un instrumento

El cantautor aconseja para quien quiera aprender no debe limitarse. “La música es muy productiva para una persona. El ejecutar un instrumento despierta emociones y habilidades. Un músico o un niño que aprenda se le abre la mente porque todos los sentidos están en sincronía, la mano lleva el ritmo, el oído está sujeto a la afinación, la mente está concentrada y si tengo que cantar tengo que poner el corazón para interpretar”.

Es por eso que cree que no hay límite de edad para aprender, y que debe prevalecer la perseverancia y la práctica. “Hay gente que nace con talento y no hace nada pero quien persevera y quiere hacer música lo logra”.

Dice también que los tiempos han cambiado y ahora por el internet es mucho fácil guiarse y poder tocar, ya que él por ejemplo ha tenido que aprender empíricamente a prueba y error.

A  su juicio, es muy importante inculcar a los niños la música ya que esta enseña disciplina, él tiene un hijo pequeño al que planea guiar para que aprenda a tocar el teclado. “Le voy a inculcar pero no lo voy a obligar, si le gusta la música lo voy a apoyar para que llegue donde yo no he llegado”.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS