Arrancan las negociaciones entre Ucrania y Rusia

Las negociaciones entre Kiev y Moscú se celebran en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania.

Rusia está interesada en llegar a un acuerdo con la delegación ucraniana en las negociaciones, informó el jefe de la delegación rusa, asesor del presidente Vladímir Medinski.

«Sin duda alguna, estamos interesados en alcanzar acuerdos lo más pronto posible», dijo.

Los negociadores de Vladímir Zelenski llegaron en dos helicópteros al lugar en el que se llevarán a cabo las conversaciones.

El jefe de la delegación señaló que los acuerdos deben corresponder a los intereses de ambas partes.

El objetivo principal de Ucrania en las negociaciones con Rusia es el cese del fuego inmediato y la retirada de las tropas rusas, afirmó, a su vez, la oficina de Volodímir Zelenski.

«El tema principal de las negociaciones es el cese del fuego inmediato y la retirada de las tropas del territorio ucraniano», dice el comunicado de la Presidencia en Telegram.

La delegación de Kiev en las negociaciones está integrada, en particular, por el ministro de Defensa, Alexéi Réznikov; el vicecanciller Nikolái Tochitski; el asesor del jefe de la oficina presidencial, Mijaíl Podoliak; y el líder del grupo parlamentario del partido Servidor del Pueblo (Sluga Naroda, en ucraniano), David Arajamia.

El ministro de Exteriores de Bielorrusia, Vladímir Makéi, subrayó a las delegaciones que su seguridad está garantizada.

«Cualquier petición o propuesta sobre la organización del encuentro será atendida de inmediato. Esperamos resultados», dijo Makéi al abrir la reunión. El canal televisivo Rossiya 1 transmitió en directo el inicio de las negociaciones.

Zelenski pidió a Rusia celebrar negociaciones después de que este país iniciara una operación especial para frenar los bombardeos ucranianos contra los civiles de Donetsk y Lugansk, dos territorios castigados desde 2014 por las hostilidades que han dejado más de 14.000 muertos, según las estimaciones de la ONU.

Desde Moscú enfatizaron que el objetivo de la operación es desmilitarizar y «desnazificar» Ucrania.

En un mensaje televisado, el presidente ruso, Vladímir Putin, llamó a los soldados ucranianos a no cumplir las órdenes «criminales» de las autoridades, deponer las armas y volver a sus hogares.

Putin prometió que los responsables de los numerosos crímenes de guerra contra la población civil de Donetsk y Lugansk comparecerán ante los tribunales.