EEUU: Crece el apoyo a la legalización de la marihuana entre los republicanos

Pese a lo que muchos creen, según una encuesta realizada por Gallup, más de la mitad de los votantes conservadores que se identifican con el partido republicano están a favor de descriminalizar el uso de la marihuana. Y, al parecer, los legisladores republicanos a nivel estatal y federal están empezando a tomar nota.

La Congresista federal republicana por el estado de Carolina del Sur, Nancy Mace, propuso el primer proyecto de ley federal proveniente del partido republicano para descriminalizar la marihuana, alegando que el 70% de los estadounidenses están de acuerdo con la medida.

Necesitamos que el gobierno federal deje de meterse en el medio”, decía Mace durante la presentación de su proyecto de ley: “En mi propuesta he intentado reconciliar lo que quieren demócratas y republicanos, por eso la reforma criminal es parte de la ley y es por eso que el impuesto relacionado a esta propuesta es bajo”.

Mace no es la primera republicana a nivel nacional en apoyar la despenalización de la marihuana,pero es la primera en actuar al respecto en Washington. En el pasado, el senador republicano Cory Gardner, del estado de Colorado, y la Congresista Dana Rohrabacher, de California, había abogado por cambios en la ley de sus estados. El otro hecho curioso relacionado con Mace es que ella viene de Carolina del Sur, un estado en el que no hay legalización ni médica ni recreacional para el uso de marihuana.

Pero lo que más ha llamado la atención de la propuesta de Mace es que cuando la hizo pública, la rueda de prensa tuvo un toque republicano. En la mayor parte de los proyectos de ley que se han presentado en el pasado para descriminalizar el uso de la marihuana, no eran las organizaciones no gubernamentales Alianza de Políticas de Drogas y Organización Nacional de Reformas de Leyes para la Marihuana -de trayectoria demócratas- quienes acompañaban a la Congresista, sino grupos de veteranos de guerra, grupos de padres a favor del uso médico de la marihuana y el grupo Americanos para la Prosperidad, una ONG conservadora financiada por los hermanos Koch.

Si bien hasta ahora esta ha sido una causa mayoritariamente apoyada por el partido demócrata, la realidad es que el principio de libertad individual está en el eje de la agenda conservadora, sobre todo aquellos republicanos que se acercan al movimiento libertario.

De todas formas, las divisiones en este tema en el partido republicano persisten. Apenas Mace anunció su proyecto federal, fue el propio partido republicano de su estado, Carolina del Sur, el que salió a contrariarla con un comunicado asegurando que se oponen al proyecto.

Entendemos que una ley como esta tendría amplias consecuencias negativas, como el aumento de la inseguridad, de la violencia y el desarrollo de enfermedades mentales en los niños. Creo que es una apuesta segura decir que la mayor parte de los republicanos votarán en contra”, afirmaba en el comunicado Drew McKissick, el presidente del partido republicano de Carolina del Sur.

Si bien puede que McKissick tenga razón, su opinión no es lo que indican las encuestas, al menos no entre republicanos jóvenes. Un reciente reporte de Pew indica que seis de cada diez republicanos jóvenes creen que la marihuana debe ser legal para uso médico y recreativo. Sin embargo, cuando se le consulta a republicanos de más de 60 años o a miembros de iglesias cristianas, los números caen drásticamente.

A esta altura, los proyectos con respecto al cannabis en diversos estados han surgido de ambos partidos, con diferencias y similitudes. En casi todos se incluye la despenalización por el consumo. Pero los proyectos republicanos suelen incluir impuestos más bajos y menos regulaciones.

A comienzos de este año, el estado conservador de Dakota del Norte, con una legislatura de amplísima mayoría republicana, aprobó una ley -que había sido presentada por dos republicanos- que aprueba como legal el uso de marihuana en mayores de 18 años.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS