La Cámara de Representantes de EEUU aprobó el proyecto de gasto social de la administración Biden por dos billones de dólares

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este viernes el proyecto de ley Build Back Better (Reconstruir mejor) de dos billones de dólares. Ahora el ambicioso paquete de gasto social del presidente, Joe Biden, continuará en el Senado, donde se enfrenta a un destino incierto.

La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, tenía previsto aprobar el proyecto de ley -que realizaría amplias inversiones en educación infantil, asistencia sanitaria pública para personas mayores y medidas destinadas a combatir el cambio climático- el jueves por la noche.

Pero Kevin McCarthy, el principal republicano de la Cámara, invocó su privilegio como líder de la minoría de la Cámara y brindó un discurso de varias horas que retrasó la votación. Se esperaba que toda la bancada republicana votara en contra del proyecto de gasto social, argumentando que la legislación agravaría la inflación en un momento en que más estadounidenses están preocupados por el aumento de los precios.

Finalmente, la votación se saldó con220 votos a favor y 213 en contra.

“Se ha dicho mucho desde que los distinguidos líderes demócratas hablaron anoche. Se ha dicho mucho en esta sala, pero los hechos son estos”, dijo este viernes la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California. “Siguiendo la visión del presidente Biden, tenemos un proyecto de ley que es histórico, transformador y más grande que cualquier cosa que hayamos hecho antes”, señaló.

El proyecto de ley cubre las prioridades de los demócratas desde hace mucho tiempo y amplía las nuevas prestaciones creadas en su proyecto de ley de ayuda COVID-19 aprobado a principios de este año. La ley Build Back Better financiaría la educación preescolar universal, las ayudas a la vivienda y al cuidado de los niños, algunas prestaciones ampliadas de Medicare y cuatro semanas de baja médica y familiar remunerada, una disposición que está en el punto de mira del Senado. También ampliaría los subsidios de la Ley de Asistencia Asequible y la desgravación fiscal por hijo que otorga a las familias 3.600 dólares por hijo menor de 6 años y 3.000 dólares por hijo de entre 6 y 18 años.

Ahora, Biden necesita el apoyo de los 50 senadores demócratas -y el voto de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris- para aprobar el proyecto de ley sin la ayuda de los republicanos a través de un proceso legislativo llamado reconciliación que evita el filibusterismo.

“Sé que tenemos un plan económico histórico”, había dicho Biden en un discurso a la nación después de discutir el paquete con los líderes de su partido.

“Es un plan que creará millones de puestos de trabajo, hará crecer la economía, invertirá en nuestra nación y nuestra gente, convertirá la crisis climática en una oportunidad y nos pondrá en un camino no solo para competir, sino para ganar la competencia económica para el Siglo XXI”, agregó.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS