Vice Choquehuanca propone trabajar por la paz y por la vida en cita mundial sobre protección y uso del agua

El vicepresidente David Choquehuanca propuso este miércoles trabajar por la paz y por la vida, en el marco de su participación en la novena sesión de la Reunión de las Partes del Convenio sobre la Protección y la Utilización de los Cursos de Agua Transfronteriza y los Lagos Internacionales (Convenio del Agua), que se realizó en la ciudad de Ginebra, Suiza.

Desde Tiwanaku, desde la cultura de la vida, proponemos trabajar por la paz y por la vida, pensando como seres humanos que emergemos del vientre de nuestra Madre Tierra y desde la fuente de vida que es el agua”, dijo.

Según el documento oficial, Choquehuanca propuso también trascender a la visión del derecho de la naturaleza al agua, además de velar por la importancia del derecho humano a su acceso.

“El agua es la leche de la Madre Tierra que nos cría a todos: plantas, animales y otros organismos vivos. Tenemos que concebir al agua como un ser vivo, como un sujeto de derecho. Es importante avanzar en el reconocimiento y ejercicio efectivo de los derechos al agua, no solo para los seres humanos, sino para todos los seres vivos”, sostuvo.

Recordó que Bolivia planteó en Naciones Unidas la importancia del derecho humano al agua, que fue aprobado mediante una resolución universal en 2010.

Además, explicó que la escasez de agua se agravó en el contexto global por “los impactos del incremento de la población mundial y de la crisis climática que está cambiando drásticamente los patrones climáticos y de ciclos del agua”.

En ese sentido, citó datos de las Naciones Unidas, donde se refleja que en la actualidad cerca de 2.000 millones de personas sufren por falta de agua y se prevé que para 2050 la demanda se incrementará en un 55% frente al actual déficit que alcanza un 40%.

Ante tal panorama, Choquehuanca dijo que para frenar la crisis mundial del agua es necesario mirar la vida tomando como centro a la Pachamama, buscando alcanzar un equilibrio y armonía con ella que permita satisfacer las necesidades básicas, pero sin causar daños a otras formas de vida.

“Para resolver la crisis mundial del agua tenemos que hacer frente a las causas estructurales del problema dando un giro completo desde el Antropoceno hacia un modelo cosmobiocéntrico, que pone a la Madre Tierra al centro para establecer relaciones de complementariedad, equilibrio y armonía entre los seres humanos y todas las manifestaciones de vida. El horizonte civilizatorio de la cultura de la vida debe generar condiciones y oportunidades para satisfacer las necesidades básicas de todos y marcar límites a la codicia de algunos para construir auténticas comunidades de vida, donde superemos la mentalidad y el espíritu del egoísmo y del individualismo”, sentenció.

Por otro lado, hizo énfasis en que la Madre Tierra pasa por una crisis múltiple provocada por un modelo de desarrollo que no busca el vivir bien y pone en grave riesgo la fuente de vida que es el agua.

“La humanidad, el mundo, nuestra Madre Tierra está atravesando una crisis múltiple global que se manifiesta en una crisis energética, financiera, hídrica, alimentaria institucional, de valores, espirituales, climática, sanitaria e hídrica. Todo está en riesgo, nuestros ríos, nuestras montañas, los animales, la vida misma está en peligro. Todas estas crisis han sido provocadas por un sistema mundial de civilización basado en la codicia de los seres humanos; por ello, la crisis del agua es altamente preocupante”, expresó.

Para finalizar, Choquehuanca se refirió a la tierra, el agua y el aire como elementos brindados por la Pachamama sin pedir nada a cambio, por lo que dijo que apropiarse de ellos se convierte en un acto inhumano. 

“El problema del agua no se va a resolver elevando las quejas en los escenarios menores o mayores. Para nosotros, los defensores de los derechos de la Madre Tierra, la tierra, el agua, el aire y el fuego nos han sido dados a todos como un regalo de la vida. Apropiarse, pelearse por la tierra o el agua no es un acto humano ni de hermanos porque somos tierra, somos agua, somos fuego y somos aire”, concluyó. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS