Sin repique de campanas y una iglesia cerrada, Tarija celebra el encierro de la fiesta de San Roque

Este año los promesantes tanto chunchos como músicos, alféreces y devotos tomaron la fiesta de San Roque, las procesiones y los colores retomaron las calles, a pesar de la negativa del Centro Operativo de Emergencia Departamental (COED) de Tarija.

A horas de celebrar el encierro de la fiesta grande, desde la organización de promesantes mayores de 50 años solicitaron a la iglesia de San Roque, a la cabeza de Garvin Grench se pueda apoyar con los repiques de campanas y con parlantes para poder seguir la misa, pero hasta el momento no se tuvo ninguna respuesta.

PUBLICIDAD

Los promesantes en múltiples ocasiones demostraron su dolor por la falta de apoyo de la iglesia, incluso al negarles el acompañamiento de San Roque, ya que el santo permanece en la iglesia a estricta vigilancia del padre Grench, el santo que les está acompañando para la procesión es uno prestado de una familia tarijeña.

«A horas del encierro de la fiesta grande de Tarija vemos con mucha preocupación e indignación lo que está sucediendo, nosotros somos parte del Comité de Postulación de la Fiesta Grande de Tarija y hemos manifestado a través de un documento lo que acontece, pero vemos que las autoridades se han desentendido, a nombre del COED no hacemos nada, los chunchos están mendigando apoyo», ha lamentado el exdirector de Cultura, Nelvin Acosta.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS