El aeropuerto de Miami lanzó un programa piloto en el que perros detectan el COVID-19

Si está cansado del hisopado para saber si tiene COVID-19, el aeropuerto internacional de Miami puede tener la solución: Cobra y One-Betta, dos perros entrenados para detectar el coronavirus a través de su olfato.

Por primera vez en un aeropuerto de los Estados Unidos comenzó en Miami el programa piloto de detección de COVID en el que los dos caninos son los protagonistas. Ubicados en la entrada de empleados de la terminal de American Airlines, Cobra y One-Betta trabajan en turnos de 30 minutos olfateando las máscaras de los empleados que se prestan a hacerse la prueba.

Los perros están entrenados de tal manera que si encuentran COVID-19 al oler la máscara del empleado se sientan. Si no encuentran el virus, no tienen reacción. Quien entrenó a estos dos caninos es Kenneth G. Furton, quien está al frente del Instituto de Investigación Forense de la Universidad Internacional de la Florida.

Las perras son dos hembras, una de la raza pastora belga y la otra de la raza pastora holandesa. En el pasado ya habían sido entrenadas para detectar una peste que estaba afectando las plantaciones de palta en el norte de Florida. Cuando se trata de animales con experiencia, como Cobra y One-Betta, en solo tres semanas pueden entrenarlos para detectar un nuevo olor -en este caso el del COVID 19-. Sino el proceso de entrenamiento puede demorar hasta tres meses.

Durante la preparación para detectar COVID, los entrenadores utilizaron mascarillas de personas enfermas -que fueron donadas por hospitales de la zona-, que habían sido esterilizadas con rayos ultravioletas que evitan que el virus se siga propagando, pero que no cambian el olor impregnado en las fibras de la máscara.

La gran ventaja de las pruebas realizadas con perros es la gran velocidad con la que lo hacen. En lugares con un amplio tránsito de personas, como un aeropuerto, no es realista pensar en que se hagan pruebas que toman media hora para obtener el resultado.

Además, los entrenadores aseguran que la efectividad de Cobra y One-Betta para detectar el COVID 19 es de 97,5%, por encima de la mayor parte de los exámenes rápidos de laboratorio.

En el programa piloto del aeropuerto de Miami, en caso de que la perras detecten el virus en uno de los empleados, esa persona es aislada de inmediato y se le realiza una prueba PCR para comprobar si efectivamente está contagiada.

Estos perros además pueden detectar explosivos, fuego y drogas, por lo que su beneficio en el aeropuerto es aún mayor.

Después de los 30 días en el aeropuerto, Cobra y One-Betta pasarán a un programa similar de un mes en las oficinas municipales del condado de Miami-Dade, y tendrán otra temporada en el puerto de Miami. Completado el período de tres meses de prueba, con la experiencia a cuestas, las autoridades locales decidirán cómo se llevará a cabo el plan a largo plazo.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS