«Al abrir las puertas de la Gobernación hemos recibido una avalancha de documentos judiciales»

Para el lector tarijeño, Óscar Montes no necesita presentación alguna. Si uno repasa la hemeroteca tarijeña, a lo largo de los últimos 30 años su nombre aparece de una u otra manera vinculado al departamento. Quince años al frente de la Alcaldía de Tarija, una década en la dirigencia cívica, presidente de la Asociación de Municipios de Bolivia, vicepresidente de Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), incluso en los cinco años que estuvo alejado de los cargos públicas sus declaraciones y apariciones acapararon portadas y abrieron noticieros.

Hoy electo como Máxima Autoridad Ejecutiva de la Gobernación de Tarija afronta quizás su mayor reto: reactivar la economía del departamento en medio de una pandemia que ha golpeado fuertemente la ya maltrecha situación financiera de su población y sus instituciones.  Sobre este desafío y sus primeros meses de gestión conversa en entrevista exclusiva con La Voz de Tarija.

Pregunta.  Han pasado tres meses desde que tomara posesión como gobernador de Tarija. ¿Cómo valora estos meses en el cargo? ¿Ha podido reorganizar la institución?

Respuesta. El trabajo principal está orientado a poder ordenar la institución, tratando de identificar los problemas centrales que tiene la Gobernación. Hemos encontrado que la deuda es uno de ellos, compromisos asumidos por los anteriores gobernadores, desconexión interna entre las unidades, falta de relación con el Gobierno central, con los ejecutivos municipales… Básicamente es el problema central. Estamos reorganizando la institución para que empiece a funcionar como un verdadero gobierno departamental.

P. ¿Se esperaba encontrar en este estado a la Gobernación?

R. Nos ha sorprendido. Sabíamos que había deuda pero resulta que no había una sola unidad que administre el tema de deuda, nadie llevaba el control. El Gobierno departamental tiene relación financiera con 49 instituciones y cada una de ellas asumía compromisos de deuda pero no había una unidad que centralice esa información. No había una política de comunicación con otros niveles de gobierno. Nos ha sorprendido el grado de desorden que tenía la institución, las puertas de la Gobernación estaban cerradas, cuando las abrimos hemos recibido una avalancha de documentos judiciales que no habían sido puestos a conocimiento del gobernador porque sencillamente la técnica que usaron era cerrar las puertas para evitar ser notificadas. Era una política de ocultar la cabeza y dejar todo el cuerpo fuera.

«Nos ha sorprendido el grado de desorden que tenía la institución, las puertas de la Gobernación estaban cerradas, cuando las abrimos hemos recibido una avalancha de documentos judiciales que no habían sido puestos a conocimiento del gobernador porque sencillamente la técnica que usaron era cerrar las puertas para evitar ser notificadas. Era una política de ocultar la cabeza y dejar todo el cuerpo fuera»

P. Habla de procedimientos judiciales, ¿de qué tipo exactamente?

R. Básicamente sentencias ya ejecutoriadas por cobro de deuda con empresas privadas, procesos laborales seguidos por extrabajadores, una serie de sentencias judiciales que buscaban que el Gobierno departamental cumpla los compromisos que había asumido de tipo financiero.

P. En relación al ajuste de la institución  que hablaba anteriormente, uno de los aspectos más llamativos ha sido la modificación del Servicio Departamental de Caminos. ¿A qué obedece este cambio?

R. El Sedeca es una institución que tiene un régimen laboral que es completamente diferente a todo el régimen del Gobierno departamental. Ahí hay una forma que han encontrado los trabajadores para hacerse pagar beneficios muchas veces por encima de lo que corresponde. Esta semana hemos pagado a un solo trabajador más de 700.000 bolivianos, más de 100.000 dólares por una sentencia judicial de que el hombre fue despedido, tres años después hizo un reclamo, la justicia le dio la razón y ahora hay que pagarle esa enorme cantidad de plata. Tenemos 4 millones de bolivianos en sentencias similares. Lo que necesitamos es uniformizar para tener una sola política laboral de toda organización. Por otro lado, el Sedeca tiene gastos exorbitantes en materia de insumos que están muy por encima de instituciones similares que realizan el mismo trabajo. Por ejemplo, en el mantenimiento de caminos, las subgobernaciones lo realizan a un costo de  5.000 bolivianos por kilómetro, mientras que el costo realizado por el Sedeca es dos y tres veces superior por tanto los costos que tiene el Sedeca son extremadamente altos en relación a otras instituciones de la propia Gobernación.

«Esta semana hemos pagado a un solo trabajador más de 700.000 bolivianos, más de 100.000 dólares por una sentencia judicial de que el hombre fue despedido, tres años después hizo un reclamo, la justicia le dio la razón y ahora hay que pagarle esa enorme cantidad de plata. Tenemos 4 millones de bolivianos en sentencias similares»

P. Entiendo que el anterior gobernador era consciente de esta situación. 

R. Me imagino que sí, aunque conversando con técnicos de la anterior gestión indican que ellos nunca tuvieron la oportunidad de reunirse con el anterior gobernador. En cinco años nunca lo vieron, al parecer las reuniones solo se daban con ciertos cargos jerárquicos. Los técnicos de planificación o de presupuesto nunca tuvieron oportunidad de reunirse con el gobernador.

P. Le ha tocado seguir lidiando con la Pandemia, Tarija está a la cabeza en el país en número de vacunados pero todavía queda mucho camino por recorrer. ¿Cómo valora la gestión contra el Covid?

R. Este es un mérito no solo de la Gobernación sino del conjunto de autoridades que hemos decidido trabajar de manera coordinada. Quiero agradecer a todos los alcaldes, hemos coordinando desde el primer día y estamos trabajando para alcanzar la meta que es el 80 por ciento de vacunación de toda nuestra población. Este es el desafío y así poder presentar a la República Argentina los datos y que nos permita abrir la frontera porque es un perjuicio para muchos sectores de la población. La frontera está abierta para el contrabando pero lo legal está cerrado y eso significa un enorme perjuicio. Ese tema de la frontera es un punto y otro la vacunación de los niños menores de 6 años de otras enfermedades como el sarampión, la viruela, la poliomielitis y evitar el regreso de estas enfermedades.

«La frontera está abierta para el contrabando pero lo legal está cerrado y eso significa un enorme perjuicio»

P. Hablando de las fronteras, ¿hay fijada ya una fecha en el horizonte para la apertura con Argentina? 

R. Argentina ha decidido abrir en septiembre la frontera con Chile y Uruguay, nosotros queremos que el próximo país que abra fronteras sea con Bolivia. Hemos tomado iniciativas con el embajador argentino para activar el comité de frontera, con los sectores gremiales, bagayeros, alcaldes. Estamos por fijar la fecha del comité de fronteras los primeros días de septiembre  y esperamos tener cifras de vacunación para tomar una decisión de abrir la frontera. Y en octubre podría ser el mes en que reabramos la frontera entre Bolivia y Argentina.

P. Otro de los temas que han marcado la agenda de la gestión en estos primeros meses ha sido los programas sociales como la canasta alimentaria y el Programa Solidario Comunal (Prosol). Ha habido diversas informaciones que han generado incertidumbre y desconcierto entre la población. ¿Cuál es el estado real y futuro de estos programas?

R. Ha habido una intencionalidad política de parte de algunos asambleístas departamentales de generar incertidumbre pero eso no ha prosperado. Tenemos prácticamente cerradas las reuniones con las organizaciones de campesinos y hemos acordado darle viabilidad el Prosol pero le vamos a dar un contenido que no va ser solo de gasto sino de inversión. Van a introducirse varios cambios para verdaderamente apoyar al sector productivo y que no se convierta solo en un mecanismo de compra. Eso está ya cerrado. Del Prosol no hay ninguna duda, se está pagando, de muchos años que se debía lo estamos poniendo al día. La canasta alimentaria lo mismo, acabo de sostener una Reunión con los dirigentes de la tercera edad de Cercado, y el lunes tenemos una reunión con los proveedores mayoristas para garantizar la provisión de los alimentos de manera regular sin acumular deuda. El mes de septiembre, octubre y noviembre vamos a entregar la canasta en toda el departamento que está bajo nuestra jurisdicción. Estos problemas sociales tienen prioridad.

P. Hace unas semanas se anunció la realización de reuniones con los empresarios para el proyecto de la ciudadela industrial, un anhelo histórico de Tarija. ¿Cómo va avanzando este proyecto?

R. De momento estamos en fase de socialización y paralelamente hay un grupo que está identificado posibles sitios en dónde se podría emplazar este proyecto pero todavía estamos en fase de socialización. No es la prioridad para este año sin embargo el próximo año pensamos darle más fuerza. De momento, para la reactivación económica estamos trabajando en el sector agropecuario, artesanal, también queremos fortalecer el turismo pero para eso es fundamental la apertura de la frontera que es desde donde llega el flujo migratorio mayoritario en Tarija. También queremos que las empresas paren de endeudarse. Estamos parando el crecimiento de la deuda y más adelante vendrán acciones concretas que tengan efecto multiplicador y nos permitan mayor circulación del dinero que es una de las fallas que tenemos en este momento en el sistema económico tarijeño.

«Para la reactivación económica estamos trabajando en el sector agropecuario, artesanal, también queremos fortalecer el turismo pero para eso es fundamental la apertura de la frontera que es desde donde llega el flujo migratorio mayoritario en Tarija»

P. Una de las promesas de campaña fue la creación de empleo para los jóvenes. ¿Existe algún programa ya trazado? ¿Cuándo va a empezar?

R. Lo que hemos hecho es reducir el tamaño de la Gobernación de trece Secretarías a seis, lo que ha implicado la eliminación de algunos cargos supernumerarios e innecesarios que había. Eso nos está permitiendo liberar algunos recursos para generar el programa de empleo. Es un programa por resultado, por producto. En estos momentos hay varios profesionales que están trabajando ya en el rubro veterinario, por ejemplo, estamos haciendo para prevenir pestes, viene una época de sequía en el departamento y estamos previniendo aquello. Hay otro grupo de profesionales que están trabajando en el tema del deporte, los chicos están yendo a los campeonatos y ahí también hemos puesto algunos profesionales que están trabajando por producto.  Lo mismo en el área de cultura, y en el sector productivo, hay un grupo trabajando en la preparación de congresos en los 8 municipios de jurisdicción del gobierno departamental para tener un diagnostico y definir políticas. Este programa está ya funcionando.

P. ¿Tienen cuantificado el alcance de estos programa o cuántas personas se pueden beneficiar de ellos?

R. No tengo este momento los datos. Es un programa que acaba de empezar y a fin de año vamos a tener una pequeña estadística para ver cuántos profesionales se han beneficiado ya de este programa.

P. En cuanto a los trabajos con el resto de instituciones, ¿cómo está siendo la coordinación con el nivel central, ha habido contacto o hay programadas reuniones con autoridades del Gobierno?

R. Con el presidente solo hemos tenido algunos saludos protocolares en algunos actos cívicos, pero con algunos ministros sí. hemos tenido la posibilidad de trabajar con el ministro de Economía, con la gente de Ende (Empresa Nacional de Electricidad), hoy estuve trabajando con el presidente de Yacimientos…En fin, con el nivel técnico hay una buena relación, estamos trabajando con ellos sin embargo, esperamos que esta relación pueda continuar. Especialmente con el FPS (Fondo Productivo Social), que es una institución con la que estamos teniendo algunas dificultades porque la forma de trabajo que tienen, a nuestro criterio, no es la adecuada. Con el resto de instituciones estamos trabajando bastante bien.

P. Hablando de coordinación, hace unas semanas el ex alcalde y actual senador Rodrigo Paz indicó que había mandado a la Gobernación y Alcaldías sendas cartas para conocer las necesidades del departamento y el municipio.  ¿Qué opinión le merece esta situación?

R. Es una burla, una burla a él mismo. ¿Cómo es posible que una persona que ha sido representante de Tarija, diputado de Tarija dos gestiones, presidente del Concejo Municipal, ha sido alcalde, 20 años que es autoridad del departamento de Tarija y resulta que después de 20 años quiere conocer las necesidades de Tarija? Me parece que es un tiro no en el pie sino en el corazón. Es una muestra del grado de irresponsabilidad que tiene este señor con su propia persona.

«¿Cómo es posible que una persona que ha sido representante de Tarija, diputado de Tarija dos gestiones, presidente del Concejo Municipal, ha sido alcalde, 20 años que es autoridad del departamento de Tarija y resulta que después de 20 años quiere conocer las necesidades de Tarija? Me parece que es un tiro no en el pie sino en el corazón. Es una muestra del grado de irresponsabilidad que tiene este señor con su propia persona»

P. A diferencia de su etapa de alcalde, usted ha llegado a la Gobernación en alianza con otras fuerzas y actores políticos. En toda alianza política suelen aparecer opiniones encontradas en distintos aspectos. ¿Cómo esta lidiando con esta situación?

R. No hay ningún tipo de problema interno, todos estamos muy conscientes de que el propósito principal de nuestro trabajo está orientado a resolver la crisis económica, no hay ningún tipo de discusión ideológica ni programática ya que el objetivo es uno solo y lo tenemos bien interiorizado todos. No tenemos ningún problema en la alianza Unidos, ni ningún tipo de dificultad.

P. En materia de hidrocaburos, Tariquía ha sido un tema clave en el departamento. ¿Sigue manteniendo su postura de oponerse a la exploración en la reserva?

R. Sin duda. He tenido la oportunidad de reunirme con dirigente de comunidades de Padcaya y Bermejo,  con comunarios de Playa ancha, y en la comunidad de El Cajón. Ellos están con predisposición de que se pueda reactivar la actividad petrolera en esa zona pero esas zonas están fuera de la reserva. Yo le manifesté que todo lo que está fuera no hay ninguna objeción pero lo que está dentro de la reserva mantenemos nuestra posición que no se debe tocar. Así lo manda la ley y lo manda también el sentido de responsabilidad con el medioambiente y con el futuro de Tarija.

P. Volviendo al plano económico, la pandemia y la crisis financiera ha afectado duramente a muchas familias en el departamento que están atravesando serios problemas en su día a día. ¿Qué planes tiene a corto plazo para aliviar esta situación? 

R. Lo primero que hemos hecho ha sido reactivar los programas sociales estos programas que permiten que haya cierta circulación de recursos pero que además van en directa asistencia, el caso del Prosol, la canasta de la tercera edad, la canasta para las personas con discapacidad, pero además hemos reactivado la asistencia a los hogares con niños huérfanos, los asilos y todo el programa social que tiene la Gobernación ha sido reactivado y que estaba paralizado desde hace varios años. Hemos reactivado estos programas que van a paliar las necesidades que tienen los sectores más necesitados. Lo otro es reactivar la economía y para eso estamos con programas de pago para pagar la deuda con las empresas. Desde el año 2008 que estamos recibiendo deudas y estamos honrando poco a poco esos compromisos.

P. ¿Qué espera de esta legislatura y cuales son los objetivos deben cumplirse para que usted mismo la considere exitosa?

R. Primero acabar de organizar la Gobernación, adecuarla a la situación del departamento a partir de la caída que tiene por los ingresos por el tema de regalías. Y en lo externo poner toda la capacidad financiera, humana que tenga el Gobierno departamental para poder reconstruir el aparato productivo departamental que también ha sido totalmente modificado a raíz de que ha habido un giro de todo lo que había antes a la construcción y se han abandonado los sectores tradicionales como el agrícola o el turismo. Hay que volver a activar el sector productivo, nuestro objetivo central es que la Gobernación se ponga al servicio del sector productivo y del turismo. Si logramos hacer aquello, me voy a sentir satisfecho de que lo último que queda del gas pueda servir para reconstruir el aparato productivo del departamento de Tarija.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS