ESTRATEGIAS DE NEGOCIOS PARA LLEGAR A BUEN PUERTO

Ninguna empresa llega a buen puerto sin una buena estrategia de negocios. Así que las compañías deben promover planes efectivos que no solo busquen fomentar la producción de bienes y servicios, sino que la marca que impulsan también resulte exitosa en el mercado.

Ahora, para que una estrategia de negocios tenga resultados efectivos es importante que las empresas incluyan en los análisis que realicen tanto un estudio de mercado, como todas las aristas que se puedan abarcar.

Incluso, de ser necesario, es conveniente organizar reuniones de trabajo en las cuales participe la mayoría del personal. El trabajo en equipo permitirá, entre otras cosas, identificar cuáles son las mejores vías para lograr los objetivos.

Sin embargo, en muchas oportunidades las metas que una compañía tiene previstas cumplir son las que se trazaron al inicio. Eso no quiere decir que, con el paso del tiempo, estas sigan siendo las correctas ni que tampoco continúen vigentes.

De manera que no está de más revisar con detenimiento los objetivos -que se definen en función de la misión, visión y valores de la empresa- para, precisamente, determinar cuál es el camino a seguir con el negocio. Hay que tener claro si es viable continuar llevándolo adelante como hasta el momento, si es conveniente replantear las metas y cómo lograrlas, o si es preferible potenciar lo que se ha venido haciendo.

Además, en vista de que una estrategia de negocios tiene entre sus propósitos conseguir beneficios económicos, hay que estudiar también cómo funcionan las cadenas de distribución, la logística y la promoción. Solo así puede lograrse una estrategia que permita a la compañía mantener su posición en el mercado por encima de la competencia, plantearse crecer a futuro primero en lo interno y luego en lo externo, contar con una base económica sólida que contribuya a enfrentar cualquier imprevisto y resolverlo de la mejor manera en las circunstancias plateadas y tener ser rentable.

Los bienes y servicios también deben ser analizados desde su génesis hasta la llegada al consumidor final. Serán los clientes quienes ayudarán a determinar a través de sus gustos y preferencias si esas estrategias son correctas.

Al final, las compañías deben ser muy cuidadosas en cada paso que piensen dar y de allí la importancia de las estrategias de negocios. La intención, obviamente, no es solo mantener las puertas abiertas, sino también crecer. Así que no hay que perder de vista que la rentabilidad siempre debe ser el norte de cualquier plan empresarial.

 

por: David Somoza Mosquera

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS