- Publicidad -

TARIJA ASISTIÓ A LAS URNAS EN SEGUNDA VUELTA DE GOBERNADOR

En la víspera, la responsabilidad ciudadana cerro otra etapa de la carrera electoralista, en ese marco concluyo otra jornada democrática en la que, se dio una segunda vuelta en las elecciones subnacionales para hacerse por la gobernación de Tarija, la ciudadanía se esforzó por cumplir su deber cívico por convicciones políticas definidas en busca de lo que considera mejor administración.

 

Las ofertas electorales, en la mayoría de los casos, estuvieron muy lejanas de la realidad que tienen los vecinos en sus barrios o los habitantes del área rural en sus comunidades o en las diferentes provincias del departamento. Los candidatos han ofrecido grandes proyectos de desarrollo, pero no han justificado fuentes de financiamiento, han exagerado en sus propuestas creando ilusiones entre incautos ciudadanos, incluso se han ocupado de hacer denuncias y a la vez defenderse de la virulencia proselitista que mostró los intereses sectarios y la poca responsabilidad para la solución de los problemas ciudadanos.

 

A pesar del Auto de Buen Gobierno, en horas de la madrugada se vieron personas en estado de ebriedad. También se pudo ver que individuos que no eran delegados políticos, periodistas o de servicios de emergencia, conducían vehículos, debido a que el control policial fue insuficiente. Lo más grave sucedió en las zonas fronterizas, principalmente en Bermejo donde los personeros de inmigración, la policía y las FF.AA. supuestamente permitieron el ingreso de personas de acuerdo a denuncias que se dieron por redes sociales. De igual modo, la presencia de los observadores de las misiones internacionales no se hizo sentir en nuestra ciudad capital.

 

Los resultados de las elecciones de ayer domingo 11 de abril, aún no se dieron, pero tienen trascendencia en cuanto a porcentaje de votos se trata, pero como fuere aún persiste la incógnita y no se conocerá al real ganador hasta contabilizar el ultimo voto.

 

Una vez concluida la consulta popular, sólo queda esperar que aquel que obtenga la victoria final deje de lado la soberbia y el triunfalismo, aceptando que ha llegado la hora para buscar la unidad del pueblo tarijeño, relegando el sectarismo, la discriminación, el autoritarismo y sobre todo la confrontación con el gobierno central.

 

Finalmente diremos que el gran protagonista de esta jornada de reafirmación de la democracia en Tarija ha sido la población y por tanto su voto tiene que ser respetado, por lo que el gobernante elegido tiene que cumplir con todos los compromisos contraídos para beneficio de la sociedad que demanda bienestar y justicia social.

 

 

por: Julio Vaca Guzmán del Carpio / fundador de lavozdetarija.bo

- Publicidad -spot_img