EL REBROTE DEL CORONAVIRUS ES REAL

La tregua que nos dio en Bolivia toda el Covid-19 nos duro muy poco, pues ya las ciudades de Santa Cruz y La Paz se convirtieron en cabeza del rebrote de la transmisión del virus.

 

Pero la evidencia de la vitalidad de la pandemia causada por el coronavirus ya se veía venir, pues Europa después de considerarse liberada de este flagelo se convirtió en el epicentro de este tremendo proceso en el mundo cuando alerto de su segunda ola.

 

Varias fueron las voces que alertaban a los países de la región a no cantar victoria y a tomar el continente europeo como un ejemplo que no se debe seguir.

 

El fantasma de las cuarentenas generales fue distorsionado por la población que bajó la guardia y cayó en la relajación, a esto se sumaron los desmames de las fiestas de fin de año que ahora están pasando factura a muchas familias con sus seres queridos infectados, cuando lo correcto hubiere sido actuar con disciplina general.

 

Y esas conductas de autocuidado son las que han demostrado beneficios probados; entre ellas, el distanciamiento físico, el uso general del barbijo, tanto en espacios cerrados como abiertos, el lavado de manos y evitar las aglomeraciones.

 

Lo real y que merece atención es que la pandemia está aún muy distante de poderse controlar, por lo que las medidas de bioseguridad y el control para su cumplimiento ya no deben aliviarse, más al contrario deben reforzarse nuevamente.

 

por: Julio Vaca Guzmán del Carpio / fundador de lavozdetarija.bo

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS