Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 18 / agosto / 2022

Chivito Carrasco, humorista, músico y artista tarijeño polifacético

La humildad y la sencillez  caracterizan a Javier “Chivito” Carrasco, un artista tarijeño que está avanzando a pasos agigantados en el mundo del humor y la música y que con tan solo 22 años ya pisó grandes escenarios como en la noche del humor chapaco, sets televisivos y estudios de radios.
El artista ha egresado de la universidad Católica Boliviana de la carrera de Administración de Empresas, y tiene un rasgo que hace casi imposible olvidar : sus ojos son de distinto color, heterocromía.
Desde muy pequeño aprendió a contar chistes, ya que su padre es un gran humorista tarijeño, Chivo Carrasco, quien fue la inspiración de este joven al incursionarse dentro del mundo del humor.

Como anécdota cuenta que a los 5 años, mientras acompañaba a su padre a una actuación, empezó a contar un chiste “guaso” que le causó mucha gracia a su papá, quien al despedirse luego de su actuación subió a Chivito al escenario para que cuente el mismo chiste, haciendo que el público entero estallara de risa.
“Yo decía contar chistes es como magia es como una explosión de risas, es como un súper poder de poder hacer reír a tantísimas personas”.
Creció en una casa muy divertida ya que todo son chistes y humor por lo que aprendió a sobrellevar los problemas con una sonrisa, sin embargo, explica que su mamá es el equilibrio del hogar ya que al ser profesora es un poco más seria.
Con respecto a la música, Chivito también explica que fue por influencia de su papá pero que varía en los gustos musicales, ya que el toca rock alternativo y su padre folclore.

“Yo decía contar chistes es como magia es como una explosión de risas, es como un súper poder de poder hacer reír a tantísimas personas”

Antes de empezar a cantar, Chivito inició escribiendo poemas, luego aprendió a tocar la guitarra, que fue su primer instrumento, y convirtió todos esos poemas en canciones. Lleva dos años de trayectoria musical ya en forma profesional.

El joven artista es invitado a varios actos escolares donde gustoso asiste a invitación de las mismas estudiantes, este lunes tiene un acto en el colegio Santa Ana y con mucha gracia comenta que las monjitas le advirtieron no contar chistes “picantes”, aunque entre risas asegura que no les hará caso.
En cada actuación, Chivito se caracteriza por cantar canciones propias. “Yo soy feliz escribiendo lo que a mí me parece, es mejor porque si vos notas que a la gente le gusta los que vos haces, entonces te sientes contento porque haces lo que quieres y eso le regalas a la gente”.
En lo que respecta a su material ya se puede escuchar por las redes sociales su primera canción grabada, compuesta por él mismo, llamada ‘Chica Afrodisiaca’. No obstante, avisa que está haciendo algunos arreglos para que sea más bailable o “para mover el bote”.
Coincide con varios artistas que ya se han entrevistado con La Voz de Tarija y considera  que “es muy difícil surgir en el ámbito musical” no solo en Tarija sino en el país.
“Tu arte lo tienes que dejar como un hobby, por el momento para vivir de esto es complicado, es demasiado trabajo se puede llegar pero es demasiado complicado, más fácil creo que es buscar trabajo de lo que sea que poder surgir con la música”.
También lamenta que los empresarios que organizan distintos eventos en la ciudad solo den cabida a los artistas con peso en Tarija y dejen de lado los nuevos talentos, nuevos ritmos y estilos musicales que necesitan colaboración y aliento.
A pesar de ser tan apegado a su papá, el joven artista supo ganarse su espacio en los escenarios y en los corazones de los tarijeños a puro esfuerzo, al ser tan accesible con las personas, estas saben que pueden acercarse y saludarlo o sacarse una foto con él y con buen ánimo él siempre estará disponible.
 
Algo que recuerda con mucho cariño fue la primera vez que actuó en la noche de humor chapaco, frente a la cantidad de personas que gustan de pasar una noche riendo con las ocurrencias de los humoristas.
Chivito dice no poder olvidar esa noche porque fue su sueño hecho realidad y poder lograrlo con su padre al lado fue algo que lo llenó de satisfacción.

Además, del humor y la música, el joven tarijeño también dedica su tiempo a cocinar, dibujar, practicar skate y al trabajo con la productora Insomnia.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS