Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 27 / noviembre / 2022

Bolivia condenó las marchas feministas en Irán y apoyó al régimen

“Nuestro gobierno condena los recientes disturbios en Irán, perpetrados por los sionistas británicos y estadounidenses, y estamos seguros de que todos los problemas se resolverán con la solidaridad, el conocimiento y la comprensión del querido líder de Irán”, afirmó la embajadora boliviana en Teherán, Romina Pérez.

La funcionaria boliviana nada dijo de la lucha de las mujeres iraníes que hace cuatro semanas protestan de manera masiva por la muerte de Mahsa Amini, que desencadenó una ola de condenas en el mundo y una sangrienta represión.

Amini, una mujer kurda iraní de 22 años, fue detenida el 13 de septiembre por la policía de la moral en Teherán por supuestamente no respetar el estricto código de vestimenta para las mujeres en Irán, que les obliga a llevar el velo. Murió tres días después en el hospital y su muerte desencadenó protestas en el país y movimientos solidarios en todo el mundo.

Las manifestaciones, las más importantes en Irán desde las de 2019, a las que Pérez llama “disturbios”, fueron reprimidas con sangre. Lideradas por mujeres como ella y adolescentes, las protestas exigen libertad al opresivo régimen pérsa.

La embajadora hizo estas declaraciones en un encuentro con el alcalde de Tabriz que reseñó la agencia oficial del régimen Irna.

En la reunión con Yaqub Hoshiar Perés recalcó que Bolivia e Irán son “países hermanos”. “Tenemos ideas antiimperialistas y nos hemos mantenido unidos contra el imperialismo”, afirmó.

Hoshiar celebró el respaldo boliviano.  “La visión antiimperialista de Bolivia es gratificante y es exactamente el mismo mensaje que el Imam Khomeini  presentó hace cincuenta años”.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS