Fundado el 21 de Diciembre de 2016

martes, 28 / junio / 2022

Fin de una era: Nueva York desconectó su última cabina pública de teléfono

La ciudad de Nueva York desconectó el lunes su última cabina telefónica pública de monedas, las célebres “payphone booth”, que han sido reemplazadas durante años por los WiFi gratuitos.

Que los fans de Superman se tranquilicen: Manhattan va a conservar cuatro cabinas telefónicas cerradas, las que hacen que el periodista Clark Kent se convierta en superhéroe.

El lunes por la mañana, Nueva York puso fin a un mito que pervivió en la cultura popular durante décadas en cómics, fotos, cine y televisión.

Ante la prensa, las autoridades municipales y el presidente (equivalente a alcalde) del barrio de Manhattan, Mark Levine, hicieron desmontar y colocar en un camión la última “booth” con dos teléfonos, que había estado durante años situada en la esquina de la 7ª avenida y la calle 50, en el centro de la Gran Manzana, marcada por el logo de campana azul de la empresa de telecomunicaciones Bell System.

“Estuve ahí hoy para el último adiós del famoso -¿o vergonzoso? – teléfono de pago de NYC. No echaré de menos su falta de tono pero tengo que reconocer que he sentido un nudo en el estómago nostálgico al verlo partir”, escribió Mark Levine en Twitter.

El demócrata dijo que realmente no echa de menos la época en la que estos teléfonos funcionaban una de cada dos veces, donde había que rebuscar en los bolsillos una moneda de 25 céntimos o hacer fila para llamar en plena calle a la vista de los transeúntes.

Los teléfonos públicos empezaron a desaparecer del paisaje neoyorquino a principios de los años 2000 a medida que se implantaban los teléfonos móviles, y se aceleró a partir de 2010 con la explosión de los teléfonos inteligentes.

A partir de 2015, Manhattan aceleró la instalación de miles de terminales LinkNYC que ofrecen WiFi y llamadas locales gratuitas. Estos nuevos puntos de acceso se irán conectando progresivamente a la red 5G.

“Realmente es el fin de una época, pero también, esperemos, el inicio de una nueva era con un acceso más igualitario a la tecnología”, dijo Levine, en alusión a los barrios del norte de Manhattan, en particular Harlem, peor cubiertos por las redes telefónicas e internet.

Según la prensa local, Manhattan va a conservar cuatro cabinas telefónicas antiguas en el Upper West Side, en la avenida West End al nivel de la calles 66, 90, 100 y 101. /Afp

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS