Fundado el 21 de Diciembre de 2016

martes, 4 / octubre / 2022

Arce rememora a los héroes de la Batalla de la Tablada y destaca la recuperación económica de Tarija

El presidente Luis Arce Catacora llegó hasta el municipio de San Lorenzo, en Tarija, para participar del acto de homenaje por el 205 aniversario de la Batalla de La Tablada, donde rindió homenaje a sus héroes y destacó la recuperación económica de esa región.

“Estamos en el municipio tarijeño de San Lorenzo, tierra de nuestro gran ‘héroe de poncho y ojota’, Eustaquio ‘Moto’ Méndez, para rendir homenaje a los 205 años de la gloriosa Batalla de La Tablada”, escribió el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

“El pueblo tarijeño ha formado a grandes protomártires de nuestra historia, que lucharon por conseguir la independencia de Bolivia. Hace 205 años, un 15 de abril de 1817, se liberó una de las batallas más importantes de nuestra historia, tanto para el pueblo tarijeño, como para todo nuestro país. La incansable búsqueda de libertad de nuestros pueblos dio paso al surgimiento de héroes, como los conocidos montoneros chapacos, que al mando de patriotas como José María Avilés, Ramon Rojas, Manuel Rojas, Francisco Pérez, Juan Ignacio Mendieta, Juan Tejerina y mucho otros, comandados por el tarijeño Eustaquio ‘Moto’ Méndez, nos otorgaron grandes victorias y cimentaron los fulgores de posteriores batallas que terminarían en nuestra añorada independencia en 1825”, rememoró Arce Catacora.

A pesar que pasaron más de dos siglos de esa histórica batalla, dijo, el espíritu indomable del pueblo tarijeño permanece intacto, ya que esa resistencia y lucha por conseguir una sociedad más justa y equitativa permitió transformar el país en lo político, económico y social.

“Después de 20 años de neoliberalismo y recuperar nuestra dignidad y soberanía, con la puesta en marcha de nuestra revolución democrática y cultural refundamos nuestro Estado Plurinacional, nacionalizamos nuestros recursos naturales e implementamos un modelo económico que busca la justicia social”, aseveró.

Destacó que desde el 2006, el Modelo Económico Social Comunitario Productivo, hecho por bolivianos y para bolivianos, posicionó a la economía nacional en sitiales regionales nunca antes vistos, liderando el crecimiento económico con la redistribución de ingresos, reducción de la pobreza, así como las desigualdades económicas y sociales, logros elogiados a nivel internacional.

“En 2006, heredamos un país con una economía pequeña y con amplias brechas sociales, no obstante, trabajamos ampliamente en construir una sociedad más justa. Desde 2006 hasta octubre de 2019 nuestro país vivió profundas transformaciones, consolidamos una base económica para una adecuada distribución y generación de excedentes”, dijo.

A la par que se mejoraban los indicadores económicos, ponderó el presidente, también los indicadores sociales registraban avances sustanciales. La pobreza moderada se redujo de 60% en 2005 a 37% en 2019; la pobreza extrema disminuyó de 38% a 12%; la desigualdad pasó de 0,60% a 0,42%, registrando que en Bolivia cada vez hay una mejor redistribución de los ingresos.

“Pero, con la interrupción del orden institucional y constitucional del Estado en noviembre de 2019, se retrocedió en indicadores económicos y sociales, y se impuso un retorno a la época colonial con el modelo neoliberal. Bajaron los ingresos de las familias, aumentó el desempleo, el hambre y la pobreza”, lamentó el jefe de Estado.

Informó que, en ese entonces, el Producto Interno Bruto (PIB) presentó una caída del 9% y que cuando se asumió el Gobierno la caída, al tercer trimestre del año 2020, era del 13%, cifra no vista hace más de 68 años.

“Se disminuyó drásticamente la inversión pública, llegando a ejecutarse apenas 1.150 millones de dólares, una caída de más del 66 por ciento. Pero, en menos de un año de la ruptura democrática, recuperamos nuestra democracia y la población nos confió la reconstrucción de nuestro Estado Plurinacional, retomamos nuestro modelo económico, recuperamos la senda de la estabilidad económica, así como la certidumbre y esperanza del pueblo boliviano”, mencionó el presidente.

Dijo que se logró recuperar la económica en el orden del 6% de crecimiento en 2021, por encima de países como Brasil, Paraguay y Ecuador; se redujo la pobreza moderada y extrema de 39% a 36%, y de 13% a 11%, respectivamente.

En inversión pública, se logró ejecutar $us 2.646 millones, un incremento del 48% en relación a 2020.

“Cumplimos con nuestra promesa electoral con el pago del Bono Contra el Hambre, que benefició a más de 4 millones de personas, y particularmente a más 210.000 personas en el departamento de Tarija”, enfatizó.

Detalló que las exportaciones del departamento de Tarija se incrementaron en 11,9% durante la gestión 2021, y hasta febrero de la presente gestión presenta un crecimiento del 40%.

A través del fideicomiso SIBOLIVIA, acotó, se desembolsaron en esta región 532 créditos por un monto de Bs 50 millones.

“Otra muestra de que economía tarijeña se está reactivando es que los créditos otorgados por el sistema financiero se incrementaron en 4,4 por ciento en 2021, alcanzando a más de 1.150 millones de dólares. Los ahorros de los y las tarijeños también se incrementaron en un 15 por ciento, sumando un monto de 658 millones de dólares”, sostuvo.

Destacó que en 2021, la base empresarial de Tarija se incrementó en 612 nuevas empresas, y hasta febrero de este año, se incorporaron 134 nuevas empresas privadas.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS