Fundado el 21 de Diciembre de 2016

viernes, 7 / octubre / 2022

La OMS exigió a Rusia que cese los ataques contra la red sanitaria de Ucrania: “Es una violación de la Ley Internacional Humanitaria”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) denunció este miércoles que los ataques de las tropas rusas contra trabajadores sanitarios y pacientes ucranianos dejaron hasta el momento decenas de muertos, y exigió el fin de las hostilidades.

En conferencia de prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que hasta la fecha se registraron 82 ataques de las fuerzas invasoras, causando al menos 72 muertos y 43 heridos, entre ellos profesionales de la salud y pacientes.

Ghebreyesus aseguró que la organización continúa trabajando con socios locales e internacionales para entregar suministros médicos a las zonas más afectadas de Ucrania. Por eso, instó a las autoridades rusas a que permitan la llegada de los suministros, en especial en las ciudades más golpeadas por la invasión, como Mariupol.

“Hemos emitido líneas, directrices y donaciones en las que hemos incluido una lista de suministros críticos que se necesitan de una forma apremiante. Seguimos pidiendo garantías de paso seguro para entregar suministros a Mariupol y otras ciudades asediadas”, exigió a las tropas rusas.

El director de la OMS comentó, además, que hasta el momento se entregaron cerca de 160 toneladas de suministros.

Durante la rueda de prensa lamentó que continúe la guerra en suelo ucraniano y exigió que “cesen los ataques inmediatamente” porque “atacar una institución sanitaria es una clara violación de la Ley Internacional Humanitaria”: “No podemos seguir presenciando ataques a las instituciones sanitarias desde el comienzo de la invasión por parte de la Federación de Rusia”.

Estas palabras de Ghebreyesus tienen lugar un día después de que Jarno Habicht, representante de la OMS en Ucrania, denunciara los continuos ataques rusos contra la red sanitaria ucraniana.

“Los ataques a la sanidad son continuos, ponen en riesgo a los trabajadores sanitarios e impiden que los pacientes tengan un lugar seguro para su cuidado”, manifestó Habicht, durante una videoconferencia desarrollada el martes desde Leopolis, ciudad ubicada al oeste de Ucrania.

El funcionario sostuvo que los ataques a instalaciones de salud son inaceptables y advirtió que violan las normas humanitarias internacionales.

El responsable local de la OMS también subrayó que el sistema sanitario de Ucrania está bajo fuerte presión por el hecho de que una gran parte de la población dentro del país está lejos de sus hogares. A día de hoy son casi 6,5 millones los desplazados internos.

Por su parte, muchos trabajadores sanitarios también se han desplazado a zonas más seguras o han dejado el país, lo que complica más la atención y aumenta el trabajo de los que se han quedado.

Asimismo, el acceso a las medicinas también es cada vez más difícil por el cierre de muchas farmacias. Habicht detalló que a día de hoy funcionan unas 10.500, la mitad de las que había antes de la invasión rusa.

“Los hospitales se están adaptando a la situación, con un aumento de los tratamientos por traumatismos y heridas especialmente en el este del país”, explicó Habicht, quien también indicó que la mayor parte de la ayuda de emergencia enviada por la OMS se dirige a esa zona de Ucrania.

Desde el inicio de la invasión el pasado 24 de febrero, las tropas rusas han realizado brutales bombardeos contra la población civil, destruyendo apartamentos, supermercados, teatros, ayuntamientos y otros edificios. En la asediada Mariupol, al sur del paíslas fuerzas de Putin destruyeron edificios de un complejo hospitalario, incluida una sala de maternidad. Las imágenes de ese hecho recorrieron el mundo, provocando la indignación de la comunidad internacional. Al menos tres personas, entre ellas un niño, murieron en el ataque.

La alcaldía de Mariúpol denunció este miércoles la evacuación forzada hacia Rusia de una maternidad de esta ciudad asediada del sureste de Ucrania, donde otra maternidad fue bombardeada por los rusos el 9 de marzo.

“Más de 70 personas -mujeres y personal médico- fueron llevadas a la fuerza por los ocupantes”, afirmó la alcaldía en Telegram.

En total, más de 20.000 habitantes de Mariúpol han sido evacuados “contra su voluntad” a Rusia, según la municipalidad, que afirma que los rusos confiscaron sus documentos y los redirigieron “hacia ciudades rusas alejadas”.

En Kiev, por su parte, los centros médicos han estado cerca de las zonas de combate, por lo que ha sido difícil para los ucranianos acoger a los heridos.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS