Rusia y Ucrania: Reino Unido sanciona al multimillonario ruso Roman Abramovich

Roman Abramovich, dueño del club de fútbol Chealse FC, de la Liga Premier de Inglaterra, fue sido sancionado por Reino Unido como parte de las medidas tomadas por el gobierno británico contra Rusia por su invasión a Ucrania.

Abramovich es uno de siete oligarcas rusos afectados por las nuevas sanciones, que además contemplan el congelamiento de activos y restricciones de viajes.

La lista también incluye a los multimillonarios Igor Sechin y Oleg Deripaska, ambos considerados aliados del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que «no puede haber puerto seguro» para aquellos que hayan apoyado la invasión.

«Las medidas de hoy son el más reciente paso en el firme apoyo de Reino Unido al pueblo ucraniano. Seremos implacables en la persecución de aquellos que posibilitan la matanza de civiles, la destrucción de hospitales y la ocupación ilegal de aliados soberanos», declaró Johnson.

Venta en suspenso

El gobierno británico estaba bajo presión para sancionar a Abramovich, quien dijo haber llegado a tomar la «difícil decisión» de vender el Chelsea a principios de este mes.

El club se encuentra entre los activos congelados como parte de las sanciones a Abramovich y la venta del club de fútbol está suspendida.

El gobierno británico anunció que emitirá una licencia especial para que el equipo cumpla con los partidos programados, que el plantel reciba salarios y que los aficionados con entradas puedan asistir a los encuentros.

Los abonados de temporada del club podrán continuar asistiendo a los partidos para los que tengan entradas, pero el club no podrá vender más entradas para los juegos. La tienda de mercancía del club será cerrada.


¿Qué contempla la licencia especial para el Chelsea?

  • El Chelsea podrá pagar los salarios de todos sus empleados, incluyendo jugadores y cuerpo técnico
  • Podrá pagar costos «razonables» de viaje de y hacia los partidos que no excedan las £20.000 (US$26.330) por juego por equipo
  • Podrá pagar costos «razonables» como anfitrión de partidos en casa que no excedan las £500.000 (US$658.000) por juego por equipo
  • Los aficionados que compraron entradas de temporada o para partidos individuales antes del 10 de marzo podrán asistir a los juegos
  • Los canales que tengan derechos de transmisión podrán trasmitir cualquier partido que involucre el club

Tienda de mercancía de Chelsea
Los que tienen entradas para los partidos ya compradas podrán asistir a los juegos, pero la tienda de mercancía de Chelsea está cerrada.

En la decisión del gobierno británico se alega que Abramovich, de 55 años, tiene vínculos estrechos con Vladimir Putin, algo que ha negado.

El gobierno afirma que el multimillonario ruso, cuya fortuna está estimada en US$12.370 millones, es «uno de los pocos oligarcas de la década de 1990 que mantuvo su prominencia con Putin».

Abramovich tiene activos en la gigante siderúrgica Evarz, Norilsk Nickel y vendió 73% de sus acciones en la empresa petrolera Sibneft a la estatal gasífera Gazprom por US$12.768 millones en 2005.

Aunque las sanciones en su contra crean dudas sobre el futuro del Chelsea, los ministros del gobierno intentaron tranquilizar al club diciendo que no sería «perjudicado innecesariamente».

En un mensaje por Twitter, la secretaria de Cultura Nadine Dorries escribió que responsabilizar a los que «habilitaron el régimen de Putin» era la prioridad.

«Sé que esto acarrea algo de incertidumbre, pero el gobierno trabajará con la liga y los clubes para que se siga jugando fútbol mientras se logra que las sanciones impacten a quienes se pretende», expresó.