Alemania endurece las medidas contra el coronavirus ante la llegada de la cuarta ola y advierte que puede tener “un amargo diciembre”

El ministro de Sanidad saliente de Alemania, Jens Spahn, dijo que el país se enfrenta a un “amargo diciembre” si no se toman medidas inmediatas para intentar controlar la propagación del coronavirus.

Spahn anunció la vuelta a la gratuidad de las pruebas para detectar el coronavirus a partir del sábado y los planes para introducir la llamada norma 2G plus, según la cual las personas tendrían que vacunarse o recuperarse de la enfermedad, además de presentar un resultado negativo, para poder asistir a eventos culturales, deportivos y de distinta índole.

El gobierno declaró zonas de alto riesgo a Austria, República Checa y Hungría, y recomendó a los alemanes que eviten viajar allí.

Esta semana, Alemania ha registrado una tasa de contagio récord durante tres días consecutivos. El viernes se registraron casi 49.000 casos, un poco menos que el día anterior. Pero actualmente las cifras se duplican cada semana y algunos hospitales informan de que están al borde del colapso.

El Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental de control de enfermedades, ha pedido que se cancelen los grandes eventos, justo cuando se inicia la temporada de carnaval y se abren los mercados navideños.

Su director, Lothar Wieler, en una conferencia de prensa conjunta con Spahn, dijo que la cuarta ola “está rodando a toda máquina”.

En Sajonia, al este del país, donde se registran algunas de las cifras más altas y el estado con el menor número de personas vacunadas -similar a Turingia y Baviera-, hubo enojo este viernes después de que el líder del estado, Michael Kretschmer, pidiera la cancelación de los mercados navideños por segundo año consecutivo, que debían abrir a partir de la próxima semana.

Mientras tanto, en Colonia, las autoridades han defendido su decisión de permitir el inicio de la temporada de carnaval.

En un esfuerzo por impulsar una campaña de vacunación que flaquea, Spahn dijo que los médicos recibirán 28 euros (32 dólares) en lugar de 20 por aceptar inocularse, y una bonificación adicional de 8 euros (9 dólares) si deciden ser vacunados este fin de semana.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS