Piñera no podrá salir de Chile sin autorización del parlamento tras la aprobación del juicio político en su contra

Tras una maratónica jornada que se extendió por cerca de 22 horas, la Cámara de Diputados aprobó con 78 votos a favor, 67 en contra y tres abstenciones, la Acusación Constitucional o juicio político contra el presidente Sebastián Piñera. De esta forma, el mandatario queda imposibilitado de salir del país sin la autorización del congreso a la espera del siguiente paso: la votación del libelo en el Senado.

La acción contra Piñera surgió luego de ser develada la venta irregular en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas del proyecto minero portuario Dominga entre la familia del Mandatario y el empresario Carlos Délano, lo que fue dado a conocer por los Pandora Papers. Así, quedó en evidencia el pacto entre ambas partes, que incluía una polémica tercera cuota sujeta a una condición: que la zona donde se emplazarían las obras no fuera protegida bajo medidas medioambientales que impidieran su construcción.

La acusación constitucional contra Piñera se basó en faltas a la probidad, ya que la venta ocurrió en su primer gobierno; y manchar el honor de la nación.

En el intertanto, el Mandatario continúa en sus funciones, pero queda inhabilitado para salir del país a la espera de lo que resuelva el pleno del Senado, que deberá actuar en calidad de juez y ponderar los méritos de la acusación.

Además, la Mesa del Senado, liderada por Ximena Rincón (DC), deberá ser notificada en un plazo de 24 horas del resultado de la votación. Desde entonces, comienza un plazo de entre 4 a 6 días para fijar la discusión y votación en Sala.

Si bien en la Cámara Baja se requería de mayoría simple -78 votos-, en el caso del senado se exige un quórum mayor, equivalente a 2/3 de los parlamentarios en ejercicio, votos con los que no cuenta la oposición. Así, deberán convencer de aprobar la causa a cinco representantes del oficialismo. En caso de que el libelo sea aprobado, el acusado es destituido y queda inhabilitado de ejercer cargos públicos por un plazo de cinco años.

Naranjo interviene por casi 15 horas

Tomó la palabra pasada las 10 de la mañana de ayer y finalizó su intervención a la 1:20 de esta madrugada, esto para darle tiempo al diputado Giorgio Jackson para que llegara a la cámara a emitir su voto. El parlamentario se encontraba finalizando una cuarentena por haber sido contacto estrecho de COVID-19, por lo que a la media noche viajó desde Santiago a Valparaíso, ciudad costera en la que se encuentra el congreso chileno. Tras su ingreso a la cámara, Naranjo finalizó su monólogo.

“Creo que lo que hemos hecho hoy que sirva como homenaje y reconocimiento a todas esas familias chilenas que han sufrido tanto durante este Gobierno, algunas por graves violaciones a los Derechos Humanos, otras por las condiciones indignas donde viven”, dijo Naranjo al finalizar su discurso.

“Lo más importante que hoy esta oposición le ha mandado un mensaje de esperanza, de fe a los chilenos, que se puede construir un país mucho mejor, que es posible que tengamos un presidente que sea un ejemplo y no como la situación en que nos vemos hoy día: con un presidente que no solamente ha actuado al margen de la probidad administrativa que se requiere, sino que además ha actuado gravemente en dañar la imagen de la nación”, añadió.

Naranjo reconoció asimismo entender que ahora el escenario es adverso, ya que el quórum de la Cámara es distinto a lo requerido en el Senado, aunque se manifestó tranquilo al respecto. “Sabemos quees difícil conseguir los votos en el Senado (…) Será tarea nuestra convencer a los senadores. Tenemos fe y esperanza”, concluyó.

Reacciones

El diputado Giorgio Jackson, quien pudo ingresar a la Sala a la 1:22, afirmó que “nosotros al menos acá hemos aprobado y hemos cumplido con nuestra parte. Hubo un esfuerzo unitario importante y bastante inédito para poder demostrar que no da lo mismo cuales son los límites que transgrede la primera magistratura del país. Hoy se hace un paso importante para aquello que siempre parecía lógico: que las personas que tenían mucho poder, que ostentaban un cargo por ejemplo el de la Presidencia de la República y que además siendo una de las fortunas más grandes del país, nunca les pasa nada cuando transgreden los límites”.

En tanto, el diputado de la derechista Unión Demócrata Independiente, UDI, Ramón Barros aseguró que “todos sabemos que la acusación constitucional no va a prosperar en el Senado por cuanto requiere dos tercios y la oposición no tiene dos tercios. Por lo tanto, el primer llamado es a la tranquilidad del país, el Presidente va a seguir gobernando más allá de lo que quieren algunos”.

En tanto, Diego Schalper (RN) planteó que “acá hay una mayoría de oposición, esa es la realidad del Congreso. Lo que uno esperaría en decisiones como esta es que la oposición que no actúe de la manera como lo ha hecho hoy día, que es con un nivel de revanchismo simplemente increíble”.

Por su parte su compañero de partido, Sebastián Torrealba, sostuvo que “en estas casi 24 horas me ha tocado presenciar lo más patético y vergonzoso en estos casi 4 años. Lo que hizo el diputado Naranjo en una alocución de 14 horas, donde no había conexión de una palabra con otra, leyendo sentencias de tribunales ambientales, 6 veces la norma de probidad y repitiendo los mismos papeles. Fue bastante patético y vergonzoso y contrasta con lo que hizo el abogado del presidente Piñera, quien explicó con lujo de detalles en 5 horas por qué la acusación no procedía”.

En tanto, el senador de la Democracia Cristiana Jorge Pizarro, señaló que se trata de un hecho “inédito para nuestro país, creo que nunca habíamos tenido una acusación constitucional contra un Presidente que fue aprobada por la Cámara (…). Lo que se da en la Cámara tiene que ver con un proceso de deterioro de la gestión gubernamental, pero ya veremos los antecedentes en el Senado. Nos toca actuar como jueces y escucharemos los argumentos que nos planteen los diputados que vengan”, concluyó.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS