El trágico final del hombre que no quería cortar el pasto de su casa en Texas y defendió su decisión a los tiros

Los contratistas que trabajan para el Departamento de Códigos de AustinTexas, llevaban una hora cortando el césped de una casa en un barrio de lujo cuando, de repente, empezaron a dispararles balas desde el interior de la vivienda.

Lo que había comenzado como una aplicación rutinaria de una ordenanza local en la capital tejana se convirtió rápidamente en un enfrentamiento de cinco horas, relató la policía. Al final del día, el residente estaba muerto y su casa envuelta en llamas.

No era la primera vez que los funcionarios de la ciudad se ocupaban del patio descuidado de Pinkney LaneEra un “problema continuo” y los funcionarios habían intentado arreglarlo varias veces antes, explicó el jefe de policía de Austin, Joseph Chacon, durante una conferencia de prensa el miércoles por la noche. Pero el problema persistía, lo que les llevó a obtener la orden judicial “para asegurarse de que no había ninguna otra consideración de seguridad para esa casa, para otras casas, y seguir adelante y cortar el césped”, dijo el jefe.

El incidente comenzó poco después de las 9:15 de la mañana, cuando los agentes de la policía de Austin acompañaron a los funcionarios encargados de aplicar el código de la ciudad a una casa de dos pisos en un barrio de la parte suroeste de la ciudad. El césped del propietario estaba demasiado crecido y los agentes estaban allí para entregar una orden que autorizaba a los trabajadores a segar el césped sin el permiso.

Todo iba bien hasta que, al cabo de una hora, alguien del interior de la casa disparó a los agentes, dijo Chacón. Sin inmutarse, los agentes se retiraron, pusieron a salvo a otros trabajadores de la ciudad y pidieron refuerzos. Un equipo SWAT llegó unos 20 minutos después, junto con profesionales de la salud mental y un negociador de crisis.

El enfrentamiento había comenzado. Durante varias horas, la policía intentó sacar al hombre de su casa, pero no lo consiguió, dijo Chacón.

Alrededor de las 15:20, el hombre hizo varios disparos más contra los agentes que estaban detrás de su casa, dijo Chacón. La policía respondió enviando un robot al interior, y sus cámaras mostraron que un incendio se extendía rápidamente dentro de la casa. Luego, más disparos.

Durante los siguientes 20 minutos, la policía siguió intentando convencer al hombre de que saliera, aunque el fuego interior iba en aumento, dijo Chacón. Pensando que las llamas y el humo habían matado al hombre, la policía hizo avanzar a los bomberos de la ciudad para extinguir las llamas.

Pero su presentimiento era erróneo. A las 15:39, la puerta del garaje se abrió y el sospechoso salió “con las armas en la mano”, dijo Chacón. Un agente del SWAT, que lleva ocho años en el Departamento de Policía de Austin, disparó al hombre. Éste se desplomó en el suelo. Tras desarmarlo, los agentes trataron de salvar al sospechoso, pero más tarde murió en un hospital.

La policía no quiso identificar al hombre, describiéndolo sólo como de unos 50 años y diciendo que darían su nombre una vez que hubieran notificado a sus familiares.

El Departamento de Código de Austin recibió dos quejas con respecto a la propiedad en 2020 y manejó tres casos separados al respecto este año, dijeron funcionarios de la ciudad a KEYE-TV. En abril, uno de esos casos fue ante un juez administrativo, que multó al propietario cuando no se presentó a la audiencia.

En marzo, la ciudad cortó la hierba y la maleza en la propiedad sin ningún problema.

El 12 de agosto, los funcionarios notificaron al propietario que había infringido el código de la ciudad al dejar que la hierba y las malas hierbas de su propiedad crecieran más de 30 centímetros y le ordenaron que las cortara en el plazo de una semana.

Si no se corrige esta situación en el plazo indicado, la ciudad puede tomar medidas para limpiar la propiedad a su cargo”, dice la notificación. “Si se produjera otra infracción en el plazo de un año a partir de la fecha de este aviso, la ciudad podría tomar medidas para limpiar la propiedad sin previo aviso y a su cargo”.

El fatal enfrentamiento hizo que se cerrara una escuela primaria cercana “por precaución”, dijo Chacón. Las autoridades pusieron fin al cierre después de que la policía abatiera al sospechoso, comprobara que no había nadie dentro de la casa y determinara que ya no había amenaza. /The Washington Post

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS