Sacerdote de Senkata: Informe del GIEI “nos da una luz de esperanza para un camino de justicia, de verdad”

El sacerdote Guechi Revelin, quien ayudó a las víctimas de la masacre de Senkata, El Alto, ocurrida en noviembre de 2019 durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, dijo que el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) es una “luz de esperanza” para lograr justicia y verdad.

El párroco que dirige la iglesia ubicada en el sector 25 de julio, en la zona de Senkata, decidió abrir las puertas del templo a los caídos en la matanza ocurrida en 2019, además de convertir a ese recinto en sitio de atención a los heridos, en reposo para los perseguidos y, luego, en una morgue para los fallecidos.

“No podía quedarme mirando desde el campanario como un simple espectador o de rodillas ante el Santísimo mientras mi pueblo estaba en graves conflictos. Salí (en noviembre de 2019) agarrando mi bandera blanca y me arrebataron en el camino pensando que era de (Luis Fernando) Camacho y seguí entre los gases y todo el lío. Tomé a los heridos, a los fallecidos, hicimos llegar a la plaza, no dudé ni dos veces en abrir la iglesia sin autorización, no había ni espacio ni tiempo para esto. Yo he jurado, he decidido esta opción de acompañar a mi pueblo, lo haré hasta el último día de mi vida”, indicó a radio Deseo.

En el templo de Senkata se armó un altar de homenaje a los caídos en la masacre de 2019. Allí el GIEI presentó su informe, este miércoles, sobre las graves violaciones a los Derechos Humanos, ejecuciones sumarias, torturas y detenciones ilegales ocurridas durante la gestión de Jeanine Áñez.

Para el sacerdote, “el informe nos da una luz de esperanza para un camino de justicia, de verdad”. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS