El Che Guevara, la opinión de los cubanos sobre el guerrillero y su paso por Tarija

El Che Guevara, un personaje querido y odiado por muchos se ha convertido en el paso de los años en una de las figuras más reproducidas del mundo. Aquella imagen tomada por el fotógrafo cubano Alberto Díaz Korda en la que se ve a Guevara en un primer plano vistiendo la boina militar de la estrella con la mirada perdida es ahora en un estandarte de rebeldía y lucha.

El Che en Cuba

Según un articulo publicado por la Radio Rebelde de Cuba, Ernesto Guevara fue designado jefe de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, pero luego desempeñó diversas funciones claves, entre ellas director del Departamento de Industrialización del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), ministro de Industria y presidente del Banco Nacional, además de representar internacionalmente a Cuba en varias ocasiones entre las que se destacan las que llevaron a la firma de los acuerdos comerciales y militares con la Unión Soviética.

Durante la semana pasada una periodista de La Voz de Tarija estuvo unos días por la isla cubana y pudo conversar con algunos ciudadanos para conocer su percepción sobre el Che Guevara.

Es innegable la presencia de este personaje en toda la isla, su imagen está presente en murales, cuadros, grafitis, oficinas públicas, casas particulares, etc., por donde se mire, está presente además de todo tipo de recuerdos que se puedan imaginar para la venta al turista.

Al caminar por las calles de la capital cubana, muchos ciudadanos te preguntan de dónde los visitas. “¿De dónde eres?, ahh de Bolivia, saludos a Evo”, o incluso algunos comentarios más irónicos como “¿qué tal está la escuelita de La Higuera?», haciendo referencia al sitio donde Guevara fue ejecutado por el ejército boliviano.

Asimismo placas de conmemoración están colocadas en los lugares en los que el guerrillero ha pasado en La Habana. Para algunos cubanos, como Dany, animador de un hotel de la turística playa de Varadero, el Che Guevara era una gran persona que «se apegó a personas equivocadas».

“Al Ché lo mató Fidel, los cubanos lo queríamos y le seguiamos a él, tenía otra visión, se preocupaba por la gente y no por sí mismo”, cuenta Adriano un bicitaxista de la Habana mientras realiza un recorrido por las calles de la capital cubana.

A juicio de Adriano, el Che era y es mucho más querido en Cuba que el el propio Fidel Castro, motivo por el cual, según los rumores de esta teoría, el fallecido líder cubano habría conspirado para acabar con la vida del guerrillero argentino.

En Cuba, la gente no pide mucho dinero, piden artículos como ropa o cosas para la higiene personal que se les hace casi imposible poder adquirir.“Yo no sé si el Che era bueno o malo solo sé que ha sido parte de algo que nos afecta a todos los cubanos que incluso en esos tiempos no habíamos nacido, mi hijo va a nacer en una isla de la que nunca va a poder salir”, lamenta Dantiza, una veinteañera en estado de gestación quien tiene una visión menos idealista de la revolución cubana y su desarrollo a lo largo de todos estos años.

El paso del Che por Tarija

De acuerdo con el texto Bolivia en el Ciclo Guerrillero 1963 . 1970 de Gustavo Rodríguez Ostria, arribaron a Bolivia 4 argentinos que eran parte del Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP) y un cubano que tenían pasaportes argelinos. Al mando, se encontraba Jorge Masetti quien era periodista, amigo y compatriota del Che Guevara, junto a Ciro Bustos “el pelado”.

Después de permanecer clandestinos en La Paz y Oruro se establecieron en Tarija aunque esporádicamente Bustos se movía a La Paz para recibir instrucciones en la embajada de Cuba.

“Adquirieron con recursos proporcionados por los cubanos una propiedad en Tarija, en Emborozú, cerca del río Bermejo que marca el límite con la frontera argentino – boliviana. Allí en la casa de piedra completaron su entrenamiento se encargó a Jorge Vásquez darles cobertura y protección”, señala Rodríguez en el texto.

Según la misma publicación, un 21 de junio de 1964, el grupo abandonó la casa de piedra en Tarija para ingresar a territorio argentino una vez finalizaron su entrenamiento. Este trabajo es de los pocos registros oficiales que aseguran un paso del Che por Tarija, sin embargo en Emborozú los comunarios cuentan a manera de leyenda que sus abuelos conocieron a un doctor que se negaba a cobrarles por las atenciones del que posteriormente se anoticiar era el Che Guevara.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS