Ahorrar y viajar, las aventuras del tarijeño Claudio Quiñones en Estados Unidos

Claudio Quiñones es un tarijeño de 26 años que reside en la ciudad de Columbus, en Ohio, Estados Unidos. Dejó la ciudad de Tarija hace 9 años pues se mudó al departamento de La Paz. Luego de años de esfuerzo logró ahorrar para poder concretar el viaje de su vida hacia el continente norteamericano.

De profesión ingeniero en sistemas electrónicos, se desempeñaba en el área de diseño electrónico y programación hasta que logró recaudar una suma que le permitió comenzar a cumplir su sueño. Se considera un apasionado por conocer el mundo y recolectar información de todo lo interesante que vea a su paso. “He juntado guias, intercambio de conocimiento con amigos, ahorros y planes y comencé este viaje por los Estados Unidos”.

Escogió Estados Unidos porque siempre le llamó mucho la atención y por las amistades que logró hacer allí. Estará 4 meses en el país Norteamericano, ahora ya ha completado los primeros dos y ha viajado de este a oeste desde Nueva York hasta Seattle por tierra.

He logrado conocer ya 23 estados, al finalizar estos 4 meses estaré un mes en Irlanda tengo mucho interés por conocer este país y es una suerte que no pidan visa a los bolivianos”, puntualiza.

Luego de estas aventuras retornará a Bolivia a seguir trabajando para planear en un futuro un nuevo destino. Como actualmente su ciudad de residencia es Columbus lo que más disfruta de allí es el orden, el desarrollo y las soluciones inmediatas que ofrecen a las necesidades de sus habitantes, lo que no deja de sorprenderle es la comodidad que pueden llegar a tener las personas.

“A veces es un poco absurdo ver la tecnología para evitar una tarea sencilla, no obstante,  estas cosas te hacen soñar de lo mucho que se podría mejorar en Bolivia”.

Admite que luego de tantas experiencias extraña mucho un plato de saice y el contacto con la naturaleza que ofrecen los chorros de Marquiri. “Ahí se puede estar tranquilo en contacto con el medio ambiente y uno mismo”.

Tarijeños en el mundo

Es sabido que Bolivia a nivel internacional es conocida por lugares en particular como por ejemplo el Salar de Uyuni. “Lo que he podido notar es que no saben dónde está nuestro país, saben que es un país mediterráneo y que el presidente es Evo”.

La única similitud que pudo encontrar entre Tarija y las nuevas tierras que está conociendo es lo fácil que es reconocer quién es local y quién es de fuera.

Tarijeños en el mundo EEUU

Le ha llamado la atención también la importancia que tiene el peatón, el bajo uso de la bocina, el respeto por las normas y el poder manejar con tranquilidad una bicicleta en las ciclovías.

Para poder comunicarse asegura que al principio le ha costado mucho pues la gramática que enseñan en las aulas de un instituto no es lo que realmente se utiliza. Él se tuvo que adaptar, practicar y lo más importante animarse a hablar sin dejarse intimidar.

“Siempre trato de animar a todos a viajar y salir a ver el mundo todos tenemos la oportunidad pero pocos la determinación de tomarla”.

Finalmente como anécdota recuerda que para el eclipse solar del 17 de agosto 2017 fue con un amigo hasta Greenville, Kentucky porque ahí era parte de la zona donde se lo podía ver en su totalidad.

“La alcaldía del lugar habilitó una área verde para que todos se reúnan ahí y disfruten del eclipse, los residentes se enteraron que alguien de Bolivia estaba presente y vino un representante de la alcaldía a darme la bienvenida y darme una tarjeta de presentación por si necesitaba algo, vino además una periodista de radio local a entrevistarme porque al parecer yo era el extranjero del lugar más lejano que estaba ahí en ese momento, me sentí como una estrella”, bromea.

 

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS