El Hospital San Juan de Dios atiende 6 casos diarios por mordeduras perros en Tarija

Con el Día Mundial contra la Rabia se intenta sensibilizar a la población sobre esta enfermedad vírica infecciosa que puede ser contagiada por perros y gatos, Tarija tiene un incremento alarmante de canes y gatos vagabundos que al estar abandonados muy fácilmente pueden contraer esta enfermedad, desde el hospital Regional San Juan de Dios registran de 5 a 6 casos de mordeduras al día.

El encargado de emergencias del hospital Regional San Juan de Dios, Vladimir Velasques, informa que las mordeduras se presentan hasta 6 casos diarios los cuales en su mayoría son a niños pequeños pero que hasta la fecha no se han registrado casos positivos ni de rabia canina ni humana en Cercado.

«Haciendo un conteo rápido de nuestros libros de registro, por semana estamos recibiendo entre 5 a 6 casos de mordeduras de canes o gatos que normalmente son los animales que normalmente causan este tipo de enfermedades en cuanto hablamos de la rabia», indica.

La cantidad de perros vagabundos se incrementa en la zona peri urbana de la ciudad donde incluso se pueden ver jaurías de perros que por dueños irresponsables o la indiferencia de la sociedad quedan vagando en la calle y en ocasiones muerden a las personas.

«Hay una tendencia en la periferie donde con mayor facilidad pueden habitar jaurías inclusive de perros, cuando hay mordeduras de gato normalmente son gatos domésticos que por algún motivo de muerden a sus dueños pero la mayoría son en zonas peri urbanas», manifiesta.

Lo primero que se debe hacer cuando se es mordido por un perro o gato es verificar si ese animal es doméstico o callejero, en el caso de ser doméstico confirmar la presencia de todas las vacunas al día, esto con el carnet sanitario del perro, en el caso de ser callejero se debe hacer llegar la notificación a Zoonosis del Gobierno Municipal.

En ambos casos, se debe acudir a un centro de salud próximo para que se realice la curación dependiendo de la gravedad de la mordedura, según el responsable en el caso de ser una herida considerable se debe realizar un lavado energético ya que la saliva de los perros son bastante sucias y son las que causan infecciones, luego se procede a la sutura y se receta medicación antibiótica.

Los perros y gatos en su mayoría deben ser observados luego de la mordedura un promedio de 10 a 11 días para verificar si presentan o no la sintomatología de la rabia canina, ya que esta en humanos es una enfermedad mortal. Además resalta que la denuncia es obligatoria y corresponde hacerlo en el programa de rabia del Servicio Departamental de Salud (Sedes). 

Síntomas

El periodo de incubación de la rabia suele ser de 1 a 3 meses, pero puede oscilar entre una semana y un año, dependiendo de factores como la localización del punto de inoculación y la carga vírica. Las primeras manifestaciones son la fiebre acompañada de dolor o parestesias en el lugar de la herida. La parestesia es una sensación de hormigueo, picor o quemazón inusual o no explicable por otra causa. A medida que el virus se propaga por el sistema nervioso central, se produce una inflamación progresiva del cerebro y la médula espinal que acaba produciendo la muerte.

La enfermedad puede adoptar dos formas:

En la primera, la rabia furiosa, los enfermos presentan signos de hiperactividad, excitación, hidrofobia (miedo al agua) y, a veces, aerofobia (miedo a las corrientes de aire o al aire libre), y la muerte se produce a los pocos días por paro cardiorrespiratorio.
La otra forma, la rabia paralítica, representa aproximadamente un 30% de los casos humanos y tiene una evolución menos grave y, por lo general, más prolongada. Los músculos se van paralizando gradualmente, empezando por los más cercanos a la mordedura o el arañazo. El paciente va entrando en coma lentamente y acaba falleciendo. A menudo, la forma paralítica no se diagnostica correctamente, lo cual contribuye a la subnotificación de la enfermedad.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS