Amigos de la Ciudad critican desinterés por solucionar la contaminación del Mercado Central

El improvisado mercado Central de Tarija se instaló hace muchos años sobre la calle Domingo Paz y aledaños aguardando que la infraestructura nueva y moderna sea culminada, pero esto ha levantado indignación en los vecinos de la zona ya que ingieren alimentos contaminados de los químicos que expulsan los vehículos no solo de servicio público sino privado, ya que la carne, frutas y verduras se encuentra al aire libre en medio de una de las avenidas más transitadas de la ciudad. 

El fundador del grupo ciudadano Amigos de la Ciudad, Juan Carlos Salazar, lamenta la falta de compromiso con las autoridades municipales, ya que a ninguna reunión convocada asistió el área de salud y tras las últimas peticiones de reunión no han recibido ninguna respuesta.

«En la última carta al comprobar que vino la secretaría de Movilidad Urbana y la de Medio Ambiente y por carta le pedimos que además venga la parte de la secretaría donde está salud, pero no han venido, no se como podemos interpretarlo eso, no sé si no están preparados o no sé, pero no vinieron los que tienen que dar un informe de la salud con motivo de la contaminación», señala Salazar.

Dentro de la información recopilada por los Amigos de la Ciudad tienen dos informes médicos que demuestran el daño que esta contaminación genera en los cuerpos, que van desde patologías bronquiales, pulmonares, enfermedades gastrointestinales y hasta cancerígenas.

«En nuestra experiencia como centro especializado en enfermedades digestivas, podemos dar fe de la explosión y cambio de epidemiología de las enfermedades digestivas en nuestra ciudad, sin embargo, sería muy prematuro poder afirmar que todos estos cambios se deben posiblemente a la insalubridad del medio ambiente y contaminación de alimentos en nuestro mercado», señala un informe médico presentado por los médicos Oscar Varas Castrillo y Oscar Varas Maire especialistas en el centro de enfermedades digestivas Policlínico Varas Castrillo.

Además en lo que se refiere a las enfermedades pulmonares y bronquiales, en el informe del médico internista Neumólogo Oscar Gamarra Gaite hace referencia que bajo estos efectos de contaminación se registran niños cada vez más pequeños atenciones en las clínicas.

«Me cabe considerar que el aparato respiratorio al ser un órgano ampliamente en contacto con el medio ambiente, de ahí el efecto tóxico abarca a todas las estructuras de dicho aparato siendo por lo tanto capaz de presentar patología bronquial y pulmonar, con agravante de la fácil cronificación de dichas patologías significando por lo tanto una merma en la calidad de vida», narra el informe.

Desde el Gobierno municipal, según explica Salazar ha dado algunos paliativos como las exigencias a las federaciones de micros, obligándolos a cambiar sus viejos escapes por unos aéreos pero no solo estos pasan por la zona del mercado sino que también pasan autos particulares y motocicletas.

«Hay algunos paliativos, no enfocan el punto central que los micros que son 560 en total, y los que pasan por la Domingo Paz son unos cuantos, esto hace de que sea un porcentaje muy reducido, los micros ahora casi están ya han programado y han mejorado su combustión eso es muy bueno pero, también pasan los taxis, los coches, los camiones, las motocicletas que casi todos están con combustibles de gas«, indica Salazar.

El Centro De Inspección Técnica Vehicular de Tarija no ha aprobado a ninguna movilidad que haya sido convertida a Gas Natural Vehícular (GNV) porque según el activista estos contaminan hasta 6 veces más que las movilidades a diesel o gasolina.

Como solución, los Amigos de la Ciudad plantean crear una peatonal en los alrededores del mercado Central considerando que existen más de 600 vendedores en la actualidad que están sufriendo diariamente la contaminación directa de los motorizados.

«Proponemos que eso se peatonalice, desde la calle Sevilla, hasta la General Trigo, y la calle Campero hasta la Domingo Paz donde hay la exposición de los alimentos eso es más importante que generar a lo mejor un problema de concentración ambiental o de embotellamiento de vehículos pero en la situación de enfermedad de salud y de vida, en orden de prioridades creemos que está esto», manifiesta.

En este sentido, Salazar ha lamentado que por más que las autoridades hayan mandado cartas continuamente a la entidad municipal no recibieron respuesta alguna. «En estos casos es cuestión de educación».

«De todas las cartas que hicimos invitando a las autoridades ninguna tuvimos respuesta, o sea cuando vamos estamos rogando si vendrán o no vendrán si yo hago una carta y me la sellan, esa carta se tiene que responder o proponemos otra fecha porque estamos haciendo un trámite legal pero no nos contestan».

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS