El poder del pensamiento, el sonido 'om' para vibrar en alta frecuencia

En nuestra práctica de yoga, solemos cantar el mantra “OM” al comienzo o finalización de la misma. Este mantra , sonido cósmico que el hinduismo considera el origen del universo, tiene tanto para éste como para el yoga un alto poder espiritual y creativo al recitarlo. Es el sonido básico universal y al cantarlo reconocemos nuestra conexión con todos los seres vivos, naturaleza y universo. Nos sentimos en calma, se ralentiza el sistema nervioso , la presión arterial disminuye y mejora la salud de nuestro corazón.
Es pura vibración y todo en el universo está vibrando, en continuo movimiento, todo, todos…somos energía en movimiento. También en el budismo,  “ANICCA” , “La ley de la impermanencia”:
-Todas las cosas, seres y estados que conocemos están sujetos al cambio. De hecho, el cambio es inevitable. Nada es permanente – todo es dinámico. Esta es la primera de las tres realidades de la existencia
Todo es energía, somos energía en continuo movimiento. Tus pensamientos son movimiento aunque no los veas, son vibración y cuanto más alta es la frecuencia de la vibración más potente es la fuerza.
Si tus pensamientos son positivos vibrarás en una frecuencia alta.
 Quien no ha sentido alguna vez que la mera presencia de alguien le aporta calma, serenidad, alegría, son  personas que brillan con luz propia y emiten una alta frecuencia de vibraciones positivas, nos gusta permanecer a su lado, nos contagian de esa buena actitud ante la vida. En cambio otras veces, en presencia de otras nos sentimos nerviosos, inquietos, desconfiados, son personas toxicas que contaminan nuestro ambiente, interno y externo…
¿Y tú? ¿En que frecuencia vibras? Pon atención a tus pensamientos, obsérvalos, dirígelos. Si controlas tu mente, vas a controlar tu vida.
Los pensamientos positivos son luminosos, vibran a una frecuencia alta, te mantienen en contacto con tu ser, con tu esencia y vencen a los negativos.
Enfócate en esto, ¿Cómo piensas?¿tienes una mente amiga, luminosa, llena de amor? O por el contrario es sombría, hostil, temerosa.
Entrena el pensamiento positivo y deshazte de antiguas creencias y emociones negativas estancadas en tu subconsciente que te bloquean e impiden ser feliz. ¡Muévelas!
Para la ciencia  el pensamiento también  es una energía que transcurre en una realidad intangible y se transforma en emoción, un movimiento de neuroquímica y hormonas. Es nuestro ambiente interno que cuando es negativo se transforma en malestar, colapsa nuestro organismo y si permanece hostil durante mucho tiempo, a largo plazo enferma.
Lo explica el doctor Juan Hitzig, médico y profesor de Biogerontología en la Universidad Maimónides, miembro de la Academy of Antiaging Medicine y asesor gerontológico de la Fundación Convivir, autor además de varios libros sobre cómo envejecer llenando de vida los años. En su web lanza la siguiente reflexión que resume sus postulados:
«No hay duda de que el ser humano vive cada vez más», asegura. Pero, ¿cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal?
Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene memorizar y nos ayudará a vibrar en alta frecuencia
Los pensamientos positivos generan conductas con S:
Serenidad, Silencio, Sabiduría, Sabor,Sexo,Sueño,Sonrisa,Sociabilidad,Seducción
Son impulsoras de la serotonina, una hormona que aporta  tranquilidad, mejora la calidad de vida, aleja las enfermedades y retrasa el  envejecimiento celular.
Las conductas S generan Actitudes A: Animo,Aprecio,Amor, Amistad, Acercamiento
En cambio, los pensamientos negativos nos llevan a  las conductas con R: Resentimiento,Rabia,Reproche,Rencor,Rechazo,Resistencia,Represión.
Son generadoras de cortisol, la hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales, ya que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cerebro-cardio vasculares.
Las conductas R generan actitudes D: Depresión, Desánimo, Desesperación, Desolación,Desconfianza.
Hitzig ha comprobado en sus investigaciones  que las personas que mejor envejecen y mejor calidad de vida tienen son las activas, sociales y sonrientes, las que emiten una alta frecuencia. No las malhumoradas iracundas y hostiles que nadie quiere tener cerca. ¿Qué abunda más en tu vida, R o S?  Permanece atento a tus pensamientos.

Artículo elaborado por Yoga Essential Life para La Voz de Tarija

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS