Fundado el 21 de Diciembre de 2016

viernes, 27 / enero / 2023

Según la OMS, el rebrote de COVID en China no tendrá un impacto “significativo” en Europa

El actual rebrote de casos de COVID-19 en China no deberían tener un impacto “significativo” en Europa ya que las variantes que circulan en el gigante asiático ya están presentes en el Viejo Continente, afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El aumento de casos en China “no debería tener un impacto significativo sobre la situación epidemiológica del COVID-19 en la región europea”, dijo el director regional de la OMS, Hans Kluge, en una conferencia de prensa en línea.

Por lo tanto, Kluge pidió a los países europeos que tomen medidas “proporcionales y no discriminatorias” para los viajeros procedentes de China.

Varios países, incluyendo Estados Unidos, Japón, Francia y Alemania exigen que los viajeros procedentes de China presenten una prueba negativa de COVID-19 para poder entrar a sus territorios.

Algunos Estados también desaconsejan a sus ciudadanos viajar a China.

La Unión Europea instó la semana pasada a sus Estados miembros a imponer pruebas antes de los vuelos y completarlas con “pruebas aleatorias” a la llegada de los viajeros a suelo europeo.

Según la OMS, Europa está bien preparada para hacer frente al COVID, gracias, en parte, a la elevada tasa de vacunación.

No obstante, es importante mantenerse alertas, añadió la organización de la ONU, sobre todo ante la aparición de nuevas “variantes”.

“En base a las lecciones aprendidas, tenemos que ser capaces de anticipar, detectar y reaccionar a tiempo”, agregó Kluge.

Aunque China ha compartido a varios niveles datos sobre secuenciación genómica y hospitalización, entre otros, es necesaria información “detallada y regular”, especialmente sobre epidemias locales y variantes, para poder determinar mejor la evolución de la situación.

China levantó sin previo aviso a principios de diciembre la mayor parte de sus estrictas medidas contra el coronavirus, que habían permitido a su población estar ampliamente protegida desde 2020.

Subvariante Ómicron XBB.1.5.

La OMS informó que datos recientes de varios países europeos confirman la “creciente” presencia de la subvariante Ómicron XBB.1.5 -detectada inicialmente en Estados Unidos y que algunos expertos ven con potencial para causar una nueva ola de contagios- en el continente.

”Se han recogido casos de esa subvariante en cantidades pequeñas pero crecientes y estamos trabajando para determinar su potencial impacto”, afirmó Kluge.

La responsable de emergencias de OMS-Europa, Catherine Smallwood, destacó en la misma comparecencia que la recomendación principal respecto a la XBB.1.5 es mantener “una buena vigilancia genómica” para detectar su presencia, su transmisión y sus características.

Smallwood incidió en que, al igual que en el caso de China y de cualquier lugar con alta transmisión, se deberían introducir algunas medidas de viajes de esas zonas, aunque no necesariamente test sino por ejemplo uso de mascarillas, y en función de la situación de cada país.

La OMS recordó que durante el último año muchos países han reducido de forma “considerable” su capacidad de vigilancia respecto al COVID-19 y elogió a Dinamarca, Francia, Alemania y el Reino Unido por preservar un control “sólido”. /Afp

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS