Fundado el 21 de Diciembre de 2016

sábado, 28 / enero / 2023

Cómo es la regla de la tercera cita y por qué aseguran que es la cantidad “correcta” de encuentros antes de tener relaciones sexuales

¿Cuándo debo tener sexo con la persona con la que salgo? Es una pregunta que durante mucho tiempo ha preocupado a los solteros que buscan una línea de tiempo mágica para el sexo. De ahí surgió la llamada “regla de la tercera cita”, una pauta que dice que hay que tener tres encuentros antes de acostarse con un nuevo interés amoroso.

No está claro dónde o cómo se originó esta regla, que luego se popularizó en Sex and the City. Pero el sexólogo clínico y educador en sexualidad estadounidense Lawrence Siegel cree que surgió a finales de los años 80 o principios de los 90.

“La regla de las tres citas es una de esas cosas que a la gente le encanta citar pero que nadie puede citar nunca”, dijo en diálogo con The Huffington Post, y añadió que está “impregnada de convenciones sociales tradicionales” y mantiene “las expectativas heterosexistas de los roles de género en torno a las citas”.

Para la psicoanalista Fiorella Litvinoff, “la modalidad que predominaba antes en donde dos personas tenían una cita para conocerse y luego de un tiempo tenían relaciones sexuales se invierte: hoy hay más individuos que se unen para tener sexo que para entablar un vínculo”. “La mayoría de las veces no se llega a producir una relación duradera y más íntima, y lo que predomina son lazos efímeros”, expresó en una entrevista con Infobae.

Myisha Battle, asesora sexual y de citas, calificó la regla de “negativa para el sexo”, pero dijo que refleja una experiencia común que las mujeres heterosexuales encuentran en la escena de las citas: ser descartadas por un hombre con el que están saliendo después de tener sexo con él. “¡Es curioso que no tengamos una regla contra eso!”, remarcó.

Por otro lado, para los hombres heterosexuales, la regla de las tres citas está pensada para no parecer demasiado ansiosos. “La regla de las tres citas se ha convertido en una norma clara que hay que seguir para no parecer un perdedor por intentar acercarse demasiado pronto o por esperar demasiado tiempo”, detalló Siegel.

Consultado por Infobae, el sexólogo Walter Ghedin sostuvo: “En realidad, deberíamos actuar según nuestro deseo sin condicionantes previos. Nada garantiza que tener sexo y tener piel es condición para que aparezca el compromiso afectivo, pero tampoco no tenerlo es factor que despierte el interés de conocer más al otro. El deseo por tener un momento de placer debe ser la guía. Ni las creencias ni las suposiciones, solo hacerse cargo de lo que cada uno siente y acordar estar juntos”.

La regla tiene sus problemas, pero ¿podemos aprender algo de ella?

Para Battle, la regla es una “noción anticuada” porque sugiere que tu valor como pareja potencial aumenta si te resistís a tener sexo, incluso cuando tenés muchas ganas de intimar con la otra persona.

Tres es un número arbitrario que no tiene en cuenta el tiempo que llevan conociéndose dos personas, lo que sienten el uno por el otro o cómo definen una cita o el sexo.

“Podrías tener literalmente tres citas en el transcurso de dos semanas, así que esta regla no parece hacer mucha diferencia en términos de darte tiempo para evaluar a alguien”, dijo Battle.

Siegel aseguró que no es fanático de la regla -aunque aprecia el concepto subyacente de “no apresurarse a nada prematuramente”, pero “pensar que hay una regla general no tiene en cuenta cómo se definen las citas, cuáles son los objetivos de las mismas -largo o corto plazo, relación comprometida o relación casual-, qué papel juega el sexo en las citas, cómo se comunica uno, etc.”.

La coach de citas Damona Hoffman -presentadora del podcast The Dates & Mates– dijo al periódico en línea que cree que si dos personas son adecuadas la una para la otra, tener sexo antes de la tercera fecha “no significará automáticamente el fin de la relación”, aunque también reconoció que puede haber razones de peso para que la gente decida esperar más tiempo.

En la misma línea, Blaine Anderson, también coach de citas, aseveró que la gente tiene que encontrar un calendario que les funcione. Pero cree que la regla de la tercera cita es “útil en la medida en que te inspira a decidir por vos mismo cuándo y con qué te sentís cómodo”.

Entonces, ¿hay un momento “correcto” para tener sexo?

Según los expertos, no existe una cantidad “correcta” de citas o de tiempo para esperar a tener relaciones sexuales y todos estuvieron de acuerdo en que no existe una regla general. El elemento más importante es que ambos miembros de la pareja se sientan “cómodos y entusiasmados con la perspectiva” del sexo, según Siegel.

Para Battle, el momento adecuado es “completamente subjetivo” y difiere según las personas implicadas y sus valores. “En mi caso, tener sexo en la primera cita fue el comienzo de mi actual relación de casi cinco años”, manifestó. “Era lo que nos parecía correcto. Pero trabajé con personas que eligieron esperar unas semanas, meses e incluso hasta después del matrimonio”.

Según una encuesta de YouGov de 2021, el 10% de los adultos estadounidenses cree que el sexo debe producirse en la primera semana de las citas, el 19% dice que entre una semana y un mes, y el 19% piensa que entre uno y tres meses es lo mejor. Para el 12% de los encuestados, esperar hasta el matrimonio es más importante que cualquier cantidad de tiempo establecida.

Para algunos, el sexo y la conexión emocional van de la mano. Para otros, pueden existir por separado. Y los sentimientos de una persona respecto al sexo no son inamovibles: pueden cambiar de una pareja a otra. “Incluso un hedonista que anhela el sexo cuanto antes puede descubrir que la tensión creada por la espera también es buena”, afirmó Anderson. “Básicamente, no hay una respuesta universal ‘correcta’, ni siquiera para un individuo”.

Entonces, ¿cómo saber si se está preparado? A quien se lo plantee, Anderson le sugiere que piense tanto en lo que le hace sentir bien en el momento como en lo que le hace sentir bien al día siguiente. Y tener en cuenta que cualquier decisión que tome tendrá sus ventajas y sus inconvenientes.

Cuando los oyentes del podcast de Hoffman acuden a ella con preguntas sobre cuántas citas deben esperar, recomienda no tener relaciones sexuales hasta que se sientan cómodos hablando de sexo con esa persona: todo, desde la salud sexual hasta las preferencias en el dormitorio, pasando por posibles resultados como el embarazo.

Algunas personas prefieren tener sexo al principio para saber si son sexualmente compatibles con una pareja potencial. Pero incluso si el sexo no es genial de entrada, eso no significa que esté condenado a seguir así. “El sexo con alguien en la primera cita puede ser incómodo, sobre todo después de unas cuantas copas”, explicó Hoffman. “Y en la mayoría de los casos, si alguien te atrae, el sexo puede mejorar con el tiempo y la comunicación”.

“Lo más importante es recordar que cuándo tener sexo no es una decisión unilateral”,indicó Siegel. “Ambas personas tienen que estar de acuerdo. Por lo tanto, la comunicación, la comprensión y el acuerdo tienen que ser lo que os lleve a ambos a tomar la decisión”, concluyó.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS