Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 4 / diciembre / 2022

Qué son las cookies en los sitios web y por qué piden aceptarlas

Probablemente en más de una ocasión se han aceptado las famosas ‘cookies’ en las páginas web sin saber lo que pasa. Muchos las conocerán por esa pestaña emergente que se abre en las computadoras, tablets o teléfonos inteligentes cuando entran en una página web a fin de que las acepten. ¿Pero qué son? ¿Qué está aceptando realmente el lector?

Google explica en su web que las cookies “son archivos creados por los sitios web que se visitan y la caché del navegador, la cual ayuda a que las páginas se carguen más rápido. Permiten navegar más fácil por la web”.

Pero también, permiten a las empresas almacenar información sobre los sitios web que un usuario ha visitado. Y precisamente, por eso un usuario se encuentra con anuncios de viajes si ha visitado previamente la web de una agencia de viajes; o anuncios de zapatillas si ha visitado la web de una tienda de ropa deportiva.

Qué son las cookies 

Las cookies son pequeños archivos informáticos que contienen fragmentos de datos que un sitio web le envía al navegador y se almacenan en él.

Dicho de otra forma, las cookies obtienen datos sobre los usuarios que más adelante los pueden recordar facilitando hábitos de navegación y preferencias. 

A continuación, algunos datos que pueden guardar las cookies:

– Nombre de usuario

– Contraseñas

– Números de teléfono

– Dirección de IP

– Características del navegador y dispositivo que utilizas

– Páginas que has visitado

– Idioma, contenido en el carrito de compras, preferencias en productos, etc.

Hay 3 tipos de cookies

De forma general están las temporales y permanentes; con la diferencia que las temporales solo duran mientras se mantenga sesión abierta. Entre otras, principalmente tienen la siguiente finalidad:

– Funcionalidad

Cuando se visita un nuevo sitio web este le preguntará al usuario si acepta o rechaza las cookies (algunos “obligan” aceptarlas), de esta forma podrá registrar las preferencias de búsqueda y algunos datos en caso de iniciar sesión. Si un usuario vuelve a ese sitio en el futuro, el navegador entregará la información a la página web en forma de cookie.

Esto tiene el fin de mejorar la experiencia del usuario. Por ejemplo, si se tiene que rellenar formularios o completar datos continuamente, las cookies pueden servir para ello.

Del mismo modo con las preferencias que se tenga en acceder a diferentes sitios. Google también explica que YouTube utiliza la cookie ‘PREF’ para almacenar información como la configuración que se prefiere para las páginas y preferencias de reproducción.

“Por ejemplo, las opciones de reproducción automática que has seleccionado, la reproducción aleatoria de contenido y el tamaño del reproductor. En YouTube Music, estas preferencias incluyen el volumen, el modo de repetición y la reproducción automática”, argumenta el gigante tecnológico.

– Publicidad

Estos pequeños archivos son clave para la publicidad en internet. En este caso el trabajo de una cookie será darles información a las empresas de diferentes marcas sobre gustos, intereses y preferencias.

– Ojo con las cookies de terceros

Estas pertenecen a una página externa, casi siempre a los anunciantes. De acuerdo con Kaspersky, las cookies de terceros son más problemáticas, permiten a las empresas de publicidad realizar un seguimiento del historial de navegación de una persona por toda la web en cualquier sitio que tenga sus anuncios.

Entonces, las cookies son peligrosas o no

Las cookies en sí no son peligrosas, no son spam, ni algún tipo de virus informático. El problema surge cuando se aceptan demasiadas cookies y en sitios desconocidos.

Algunos ciberataques secuestran las cookies y de este modo, hacen seguimiento de los historiales de navegación, lo cual genera preocupación sobre la seguridad.

Cabe recordar que mientras más cookies sean aceptadas, menos privacidad existirá.Si bien, puede ser de gran ayuda y hará la vida más fácil mientras uno navega por internet, en algún momento podrían guardar demasiados datos personales de los cuáles tal vez el usuario no esté enterado.

Como dato adicional, Kaspersky menciona que el nombre de “cookie” viene de “magic cookies”, término acuñado por el programador de navegadores web Lou Montulli. Este lo describe como paquetes de información que se envían y reciben sin cambios. En inglés cookie también significa galleta, pero eso es pura coincidencia.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS