Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 6 / octubre / 2022

Autoridades, empresarios, instituciones y organizaciones apoyan nueva fecha del Censo

Autoridades subnacionales, empresarios, organizaciones e iglesias evangélicas señalaron, por separado, que apoyan la nueva fecha del Censo de Población y Vivienda previsto para el primer semestre de 2024.

El Consejo Nacional de Autonomías resolvió por unanimidad solicitar al Ejecutivo la postergación del evento estadístico programado inicialmente para noviembre de este año.

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, señaló que la decisión es “responsable” y aseguró que la nueva fecha permitirá encarar una solucionar al problema limítrofe y de cartografía.

Además, dijo, a El Alto, la segunda urbe con mayor población después de Santa Cruz, le permitirá ajustar la estrategia que desarrollará para el proceso que se perfila para 2024.

De acuerdo con el presidente de la Federación de Asociaciones Municipales (FAM) y alcalde de Sucre, Enrique Leaño, la postergación del Censo permitirá tener una mejor planificación y se viabilizará una cartografía socializada y transparente.

“Para nosotros es vital que se socialice la boleta censal, por eso es vital que el 100 por ciento de los municipios conozca su cartografía”, señaló.

La Asociación de Evangélicos de Bolivia, de acuerdo con su presidente, Henry Nogales, recibió también con “agrado” la postergación del Censo.

“Aunque tenemos muchas observaciones, es saludable la postergación y como iglesia no vamos a parar con la petición de que se incluya la pregunta sobre la religión en la boleta censal”, explicó el líder evangélico.

Nogales dijo que la institución que representa espera que la nueva fecha no involucre nuevos conflictos políticos.

La décimo segunda sesión de la Comisión Nacional de Autonomías resolvió solicitar al Ejecutivo la reprogramación del Censo por factores como el COVID-19, la necesidad de socialización de la boleta censal, la incorporación de idiomas originarios, la necesidad de contar con una cartografía estadística en coordinación con los gobiernos municipales e indígena originario campesinos y las difíciles condiciones climáticas en noviembre, cuando estaba previsto el evento.

Según el rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Oscar Heredia, las regiones y las universidades pierden con la postergación del Censo. Aclaró, sin embargo, que el cambio de fecha es «una oportunidad para mejorar la cartografía y la boleta censal». 

En la misma línea, la Cámara Nacional de Comercio (CNC) consideró como “positiva” la postergación del Censo de Población y Vivienda.

“Lo que estamos buscando es transparencia, que la información que salga esté de acuerdo a la realidad de nuestro país. Siempre, como digo, demoras no son buenas, pero si es para mejorar, yo creo que tenemos que hacer un esfuerzo todos para que tengamos información fidedigna y podamos trabajar con datos reales”, dijo Mario Paredes, presidente de la CNC.

Las gobernaciones de Beni, Chuquisaca y La Paz aceptaron la nueva fecha censal con diferentes razones.

El gobernador del Beni, Alejandro Unzueta, explicó que la fecha inicial del Censo era inconveniente porque coincidía con la época de lluvia.

“Nuestros caminos no son accesibles a nuestras comunidades, ya tenemos la nefasta historia del 2012, cuando el INE hacía una estimación de 480.000 y salimos 422.000 habitantes. Eso nos generó menos recursos, nos generó menos escaños, dentro del marco político, más que todo nos interesa los recursos que vamos recibir”.

El gobernador de Chuquisaca, Damián Condori, argumentó que la reprogramación permitirá encontrar soluciones a los problemas de límites y trabajar en la actualización cartográfica.

En tanto, el gobernador de La Paz, Santos Quispe, aceptó que la actividad censal se lleve adelante en fin de semana y espera que para 2024 el Instituto Nacional de Estadística complete la actualización cartográfica del departamento, como sucedió, dijo, con Beni, Potosí y Pando.

Rodrigo Puerta, director de la FAM, explicó que en la décimo segunda sesión de la Comisión Nacional de Autonomías se recomendó tomar las medidas de ajuste necesario al calendario censal para garantizar que la información obtenida responda a los más altos niveles de calidad.

El Gobierno nacional en consenso con el Consejo Nacional de Autonomías plantearon, además, incluir el tema de idiomas originarios en la boleta censal. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS