Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 30 / junio / 2022

“Hostal”: la película de terror inspirada en una página web que ocultaría un oscuro secreto del turismo negro

Cuando se piensa en películas del género de terror estadounidense que no incluyan macabros personajes como en Masacre en Texas, Scream o Pesadilla en la Calle Elm, uno de los referentes más perturbadores podría ser la cinta de Hostal (2005), que fue dirigida por Eli Roth y producida por Quentin Tarantino.

Y es que, dicho filme no sólo muestra la historia de tres norteamericanos que buscan pasar momentos de desenfreno durante sus vacaciones por Europa y que llegan a un hostal en Eslovaquia, sino que los hechos a lo largo de la trama culminan en explícitas imágenes de muerte y tortura.

Pero, como si la ficción no fuera suficiente, existe un oscuro secreto que fungió como una de las inspiraciones para que Eli Roth pudiera escribir el libreto.

Se trata de una supuesta página web de la cual el director se enteró previo a que le surgiera la idea de hacer Hostal y que, aparentemente, era para rentar un sitio en Tailandia que incluía la opción de dispararle a una persona en la cabeza.

Fue el mismo Eli Roth quien contó en 2006 durante una entrevista para Dread Central –medio estadounidense especializado en cine de horror- cómo surgió la idea de hacer un filme que abordara el tema del turismo negro.

“Comenzó con una conversación con Harry Knowles de Ain’t It Cool News. Harry y yo hablábamos de cosas enfermizas que habíamos visto en Internet (…) y me envió un enlace a un sitio donde podías ir a Tailandia y por diez mil dólares, entrar a una habitación y dispararle a alguien en la cabeza”, dijo en aquel entonces Roth.

En este sentido, el director comentó que, tras ingresar a la página web, leyó que aparentemente los asesinatos eran consensuados por ambas partes.

“El sitio afirmaba que la persona que estaban matando se había inscrito y que parte del dinero iría a su familia porque estaban muy arruinados y morirían de todos modos. Fue para darte la emoción de tomar otra vida humana. Así que dijimos: “¿Es esto una mierda? ¿Es esto real?” parecía real. Pero sabes qué, no importa. Si este lugar existe o no, no es importante”, relató.

No obstante, más allá de querer saber si era real o no lo que ofrecía el sitio, Eli Roth comenzó a cuestionarse por qué habría personas que estarían dispuestas a pagar por matar personas de esta manera.

“Están buscando el siguiente nivel de emoción y eso, dije, era real. Conozco gente así. Puedo ver a alguien que el dinero no significa nada, tienen todas estas cosas y simplemente están entumecidos. Quieren entrar en una habitación y simplemente matar a alguien sin ninguna consecuencia (…) Vi paralelos en la explotación y el valor de la vida, o la falta de ella”, sentenció el director del filme.

Roth mencionó que nunca supo con certeza si los servicios ofrecidos en la página eran veraces, ya que debía dar su información bancaria para continuar investigando y, aunque en primera instancia estuvo tentado en hacer un documental al respecto, no consideró viable que sus datos estuvieran involucrados en algo posiblemente ilegal.

“Me imagino que esta gente mata gente para ganarse la vida, no me voy a enterar. Eso se lo dejo a alguien más. Ese es un misterio que no necesito resolver. No tenía ni idea de si existía este lugar. Sé que el sitio web era real, el sitio era real, alguien creó un sitio para eso, y mi punto fue, bueno, alguien pensó en eso. Eso esta jodido. Alguien está pensando en esto y fue tan lejos como para crear un sitio web al respecto”, apuntó.

Durante otra entrevista que le hicieron a Eli para The Howard Stern Show, el joven director señaló que otro de los factores que lo inspiraron para crear esta saga de películas fue percatarse de la realidad y los hechos violentos que han existido a lo largo de la historia.

“¿Sabes? Ve las cosas terribles que suceden actualmente en el mundo, ve a cualquier museo de tortura medieval y no puedes creer las cosas que hicieron hace tantos años”, destacó.

Cabe señalar que otro factor importante para la creación y ejecución de Hostal fue la participación de Quentin Tarantino como productor.

De acuerdo con lo que Roth ha mencionado en otras ocasiones, previo a concretar la película, un día se encontraba con el director de Perros de Reserva, cuando le comentó la idea que tenía respecto a lo que sería uno de sus más grandes éxitos en la industria cinematográfica.

Al escucharlo, la reacción de Quentin habría sido tan abrumadora, que Roth se habría dirigido a su casa para comenzar a escribir inmediatamente el libreto.

“Estábamos hablando de ideas de películas y le dije: ‘qué piensas de esto’ y él (Tarantino) dijo: ‘Esa es la idea más horrorosa y enferma que he escuchado, tienes que escribirla ahora mismo’ Así que fui a casa, silencié mi correo, mi teléfono y me puse a escribir”, comentó en una plática retomada por el canal de Youtube llamado Hollywood Archives.

La controversia con Eslovaquia tras el estreno

Después de que Hostal se estrenó en 2005 un fuerte debate comenzó a surgir, pues algunos críticos de cine consideraron excesivo el uso de violencia, mientras que otros catalogaron al la película como una de las mejores en su género.

Pero la polémica alrededor de la cinta no se detuvo ahí, pues, aunque la trama señala que el lugar en donde los protagonistas sufren todas las injurias era en Eslovaquia, el filme se grabó en República Checa.

Sin embargo, el gobierno de Eslovaquia se mostró molesto por la imagen que Hostaldaba de la región, ya que podría incidir para que menos turistas acudieran a la zona y, por ende, hubieran afectaciones económicas.

Las situaciones que muestra la película son absolutamente absurdas y no tienen nada que ver con la realidad. Somos uno de los lugares más seguros de Europa Central” dijo en su momento Alžběta Melicharová, quien en ese entonces fungía como directora de la Agencia de Turismo de Eslovaquia.

Ante los duros comentarios, Eli no se quedó callado y pidió públicamente disculpas por afectar indirectamente a este lugar.

“Las personas que en realidad están haciendo las peores cosas son otros estadounidenses. Las personas que torturan y matan son estadounidenses, japoneses, holandeses, alemanes e incluso las personas que dirigen la organización hablan ruso.Entonces, la gente de Eslovaquia sólo está dejando que suceda allí”, comentó Roth en una conferencia de prensa retomada por La Radio de Praga Internacional.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS