Países exportadores de gas se reúnen en Doha en medio de la crisis entre Rusia y Ucrania

El Foro de los Países Exportadores de gas (FPEG) inició sus trabajos el domingo en Doha antes de una cumbre el martes para examinar los medios para incrementar su producción, en plena crisis entre Rusia y Ucrania.

Los occidentales temen un ataque de Rusia contra Ucrania, situación que causa temores sobre el suministro de gas ruso y ha contribuido a la subida de los precios de gas.

El FPEG reúne a sus países miembros -Catar, Rusia, Irán, Argelia, Bolivia, Egipto, Guinea ecuatorial, Libia, Nigeria, Trinidad y Tobago y Venezuela- que representan más del 70% de las reservas de gas mundiales.

Según diplomáticos que ayudaron a preparar la cumbre, los intercambios serán alrededor de los medios posibles para aumentar la producción a medio plazo.

Antes de la cumbre del martes, la organización realiza este domingo y el lunes reuniones a nivel ministerial, según el programa difundido por los organizadores.

Las reuniones se llevan a cabo a puerta cerrada y ninguna información fue filtrada el domingo. Los organizadores no precisaron si el presidente Vladimir Putin asistirá al encuentro.

Según la prensa oficial iraní, el presidente iraní Ebrahim Raïssi irá a Doha el lunes. Una conferencia de prensa está prevista el martes a comienzos de la tarde.

Los miembros del FPEG reiterarán seguramente a Europa que no pueden comprometerse con pedidos sin contratos de largo plazo, indicó unos días antes de la cumbre Thierry Bros, profesor de la escuela de Ciencias Políticas en París.

Para suministrar gas a Europa, los países productores deben hacer importantes inversiones para aumentar su producción.

La Unión Europea (UE) es reticente a firmar contratos de 10, 15 o 20 años.