Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 26 / junio / 2022

La aventura Bitcoin de Nayib Bukele puede dejar a El Salvador al borde del default

El FMI no ha dado portazo aún, pero ya envió señales claras al gobierno Nayib Bukele de que el dinero necesario para pagar la deuda salvadoreña no llegará si el presidente y los suyos no hacen ajustes serios.

El Salvador tiene que pagar, en enero de 2023, USD 800 millones de deuda y afronta, este año, un déficit fiscal cercano a los USD 1.3 mil millones. Por ahora, sin la línea de vida del FMI, Bukele no tiene dinero para afrontar las obligaciones financieras del país y los gastos corrientes. La posibilidad del impago es más real que nunca, como ya lo advirtió Moody’s, la casa analista de riesgos a mediados de enero.

Los escenarios de impago ya eran significativos antes de que Bukele adoptara el Bitcoin como moneda de circulación legal en junio pasado, pero la criptomoneda ha agregado “riesgo a una perspectiva de crédito soberano que ya era débil”, según Moody’s.

El 25 de enero, el directorio del FMI publicó un comunicado con sus valoraciones de las consultas realizadas sobre el caso salvadoreño con base al artículo IV del convenio entre el Fondo y los países miembros, que faculta a la multilateral a revisar las cuentas y proyecciones financiarías de los últimos. Para el caso salvadoreño, el FMI advierte que el Bitcoin “implica graves riesgos para la integridad financiera y del mercado, (y para) la estabilidad financiera”.

Más allá de lo relativo a la circulación del Bitcoin, el tema en que el directorio es más incisivo, el Fondo remacha sobre la débil situación fiscal de El Salvador, cuya deuda alcanza ya el 84% del PIB según cifras del Banco Central de Reserva. Y es en esta parte, la fiscal, donde el FMI lanza la advertencia que puede provocar a Bukele, como ha sido el caso de la Argentina por ejemplo, el mayor dolor de cabeza político: los directores, dice el comunicado, “resaltaron la necesidad de implementar reformas fiscales estructurales”.

Durante las últimas dos semanas, Infobae conversó con tres analistas de riesgos que siguen de cerca el caso salvadoreño, uno desde una firma especializada en Wall Street y los otros dos desde San Salvador, con dos asistentes legislativos en el congreso de los Estados Unidos, con un funcionario del Departamento de Estado y con dos adscritos a la banca multilateral en Washington para aclarar qué significan las primeras conclusiones del FMI y cuáles son las perspectivas reales de un posible impago o default. Todos hablaron bajo condición de anonimato por no estar autorizados por sus instituciones para hacerlo en público.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS