Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 20 / enero / 2022

La FDA de los Estados Unidos aprobó las vacunas de refuerzo contra el coronavirus para niños de 12 a 15 años

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos autorizó este lunes inyecciones extra de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer para jóvenes a partir de los 12 años, en momentos en que el país enfrenta un aumento de casos de la variante ómicron.

Los refuerzos ya se recomendaban para la población de 16 años o más y los reguladores federales decidieron el lunes ampliar el rango para abarcar a menores de entre 12 y 15 años una vez que haya pasado el tiempo suficiente desde su última dosis.

Pero la medida, que se toma con el reinicio de las clases después del periodo vacacional, no es el último paso. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) deben decidir si recomiendan refuerzos para adolescentes de menor edad. Se espera que la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, tome la decisión esta semana.

La FDA también indicó que todas las personas de 12 años o más que son elegibles para una dosis de refuerzo pueden recibirla a partir de cinco meses después de su última dosis en lugar de seis.

El jefe de vacunas de la FDA, el Dr. Peter Marks, dijo en un comunicado que la agencia tomó su decisión porque unrefuerzo “puede ayudar a brindar una mejor protección contra las variantes delta y ómicron”, especialmente porque ómicron es “ligeramente más resistente” a los anticuerpos inducidos por la vacuna que ayudar a defenderse de las infecciones.

Los datos del mundo real de Israel rastrearon a más de 6.300 niños de 12 a 15 años que recibieron un refuerzo allí al menos cinco meses después de su segunda dosis de Pfizer yno encontraron problemas serios de seguridad, dijo la FDA.

Del mismo modo, la FDA dijo que incluso más datos de Israel no mostraban problemas para dar a alguien elegible para un refuerzo de Pfizer esa dosis adicional un mes antes de los seis meses que hasta ahora ha sido la política de EE. UU.

Las vacunas aún ofrecen una fuerte protección contra enfermedades graves causadas por cualquier tipo de COVID-19. Pero las autoridades sanitarias instan a todas las personas elegibles a recibir una dosis de refuerzo para tener la mejor oportunidad de evitar infecciones más leves de la variante ómicron altamente contagiosa.

Los niños tienden a sufrir enfermedades menos graves por COVID-19 que los adultos. Pero las hospitalizaciones de niños están aumentando durante la ola ómicron, la mayoría de ellos sin vacunar.

El pediatra y experto en salud global Dr. Philip Landrigan del Boston College acogió con agrado las decisiones de la FDA, pero enfatizó quela principal necesidad es que los no vacunados reciban sus primeras vacunas.

“Es entre las personas no vacunadas donde la mayoría de las enfermedades graves y la muerte por COVID ocurrirán en las próximas semanas”, dijo en un correo electrónico. “Se podrían salvar muchos miles de vidas si las personas pudieran persuadirse a sí mismas de vacunarse”.

La vacuna fabricada por Pfizer y su socio BioNTech es la única opción de EEUU para niños de cualquier edad. Aproximadamente 13,5 millones de jóvenes de 12 a 17 años, poco más de la mitad de ese grupo de edad, han recibido dos inyecciones de Pfizer, según los CDC.

Para las familias que esperan mantener a sus hijos lo más protegidos posible, el límite de edad de refuerzo generó dudas.

Los adolescentes mayores, de 16 y 17 años, se volvieron elegibles para los refuerzos a principios de diciembre. Pero las vacunas originales se abrieron para los adolescentes más jóvenes,los de 12 a 15, en mayo. Eso significa que los primeros en la fila en la primavera, potencialmente millones, han pasado tantos meses después de su última dosis como los adolescentes un poco mayores.

En cuanto a los niños aún más pequeños, las dosis para niños de 5 a 11 años se lanzaron más recientemente, en noviembre, y los expertos dicen que los jóvenes sanos deben estar protegidos después de su segunda dosis por un tiempo.

Pero la FDA también dijo el lunes que si los niños tan pequeños tienen el sistema inmunológico severamente debilitado, se les permitirá una tercera dosis 28 días después de la segunda. Ese es el mismo momento de la tercera dosis que ya se recomienda para adolescentes y adultos inmunodeprimidos.

Pfizer está estudiando su vacuna, en dosis aún más pequeñas, para niños menores de 5 años. /Ap

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS