Fundado el 21 de Diciembre de 2016

miércoles, 18 / mayo / 2022

Luis Arce aún no dio señales para hacer ajustes en su gabinete y hay tensiones internas en el MAS

La ausencia de varios ministros en la masiva ‘Marcha por la patria’ que se desarrolló a finales de noviembre y las supuestas “debilidades” en la gestión política del presidente Luis Arce provocaron tensiones entre el jefe del MAS, Evo Morales, y las actuales autoridades del Gobierno.

A pesar de esa demanda, el mandatario aún no emitió ninguna señal para introducir cambios en el consejo de ministros. No lo hizo en la última reunión del gabinete de 2021 ni en el encuentro de “coordinación política” que sostuvo con Morales y dirigentes afines al partido.

El presidente, como ocurrió el 8 de noviembre, no señaló ni expresó que tuviese una necesidad de cambiar a su equipo de colaboradores. Veremos, cuáles son los criterios y las decisiones que tome”, afirmó el portavoz de la presidencia, Jorge Richter.

Durante la evaluación política que hizo el MAS el 30 de diciembre, Morales destapó las tensiones. Pidió ajustes, pero Luis Arce ni David Choquehuanca estuvieron en ese evento. Sobresalió el viceministro de Gobierno, Nelson Cox.

Todos estamos obligados a participar y evaluar, pero el tema de Gabinete es tuición del presidente”, había apuntado el senador Leonardo Loza (MAS) antes de ese encuentro.

“No entiendo alguna lectura política, no era Lucho (Arce). Algún ministro decía que el pueblo votó por tres cosas: para mejorar la salud, economía y justicia. (…). Eso ya no puedo creer. Que yo sepa el pueblo votó para que siga nuestra revolución democrática y cultural”, dijo.

Durante la última reunión del gabinete de 2021 que tuvo lugar el 29 de diciembre, se proyectaron medidas orientadas a la reactivación económica y la contención de la pandemia, anticipó, entonces, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón.

Desde la vereda política, el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani (MAS), anunció a finales del pasado año que el legislativo respaldará la reforma judicial y que se permitirá “la participación de todos”, incluso juristas que ya tienen propuestas.

Tras la tensa reunión entre Morales y Arce, Mamani admitió que hubo tensiones: “Ha sido un tema de evaluación de la gestión de Gobierno, positiva hasta este momento. Tenemos algunas dificultades que evidentemente hay que corregir y es un trabajo mucho más interno”.

“Ha sido una reunión de evaluación, básicamente política, consideramos que el país tuvo, entre octubre y noviembre, dos momentos críticos en los que existió una ofensiva antidemocrática sobre el gobierno del presidente Arce”, apuntó, en cambio, Richter.

El portavoz valoró la “respuesta” del “bloque social y popular que ganó la elección” de 2020, con movilizaciones permanentes para defender al Gobierno y que ese fue uno de los temas de evaluación de la reunión del 29 de diciembre.

“La ofensiva antidemocrática no está desarticulada; tiene una intencionalidad manifiesta de reeditar el modelo de noviembre de 2019 que es abreviar el mandato del presidente Arce”, afirmó el portavoz presidencial. Señaló que se intercambiaron criterios sobre lo que debería hacerse “en materia de coordinación política con organizaciones sociales”.

En noviembre de 2019, Morales renunció a la presidencia luego de llamar a otras elecciones. Lo hizo tras la denuncia de “manipulación dolosa” de los  resultados de esos comicios a los que se presentó a pesar de los resultados del referéndum de 2016 que le prohibió postularse más allá de los límites legales fijados por la Constitución.

El MAS retornó al poder en noviembre de 2020 con un apoyo del 55%, más que el que tuvo Morales un año antes. Desde entonces, se iniciaron acciones legales y técnicas para negar un supuesto “fraude” y promover juicios penales para sancionar el presunto “golpe de Estado”.

Frente a toda esa acumulación de sucesos, en la evaluación del MAS que se  desarrolló en el trópico de Cochabamba, Evo Morales insistió en el ajuste de ministros.   

“Hermano Lucho, se tiene que cambiar a ministros, cambiar es su responsabilidad. (Queremos) ministros que lo defiendan hermano Lucho. Hemos visto, hermanos y hermanas, (al presidente) Lucho solo. No hay quién lo defienda”, afirmó.

“Algunos ministros que dicen ‘yo no soy político, soy técnico’. A uno de ellos conozco, ni siquiera es técnico, grave, no puede ser pues. Es un gabinete político y mi recomendación pública desde acá hermano Lucho es que se tiene que cambiar ministros”, afirmó.

Varios ministros no comulgan con la visión política de Evo Morales e incluso desistieron de ir a la reunión del pasado lunes por no cruzarlo. En ese encuentro, por ejemplo, no estaban el ministro Iván Lima y el canciller Rogelio Mayta.

Como ocurría tradicionalmente durante la era de Evo Morales en el poder, el cierre de operaciones de erradicación de coca y la presentación de los resultados antidrogas se realizó en La Paz y no en el Chapare, donde el expresidente tiene su bastión político./Portal El Deber

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS