COB y Fejuve de El Alto acuerdan alianza para para defender la democracia y respaldar al Gobierno

Representantes de la Central Obrera Boliviana (COB) y la Federación de las Juntas Vecinales (Fejuve) de la ciudad de El Alto se reunieron esta jornada y determinaron una alianza para defender la democracia y respaldar al Gobierno del presidente Luis Arce. Se declararon en estado de emergencia.

El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, informó este lunes que tras una reunión con los representantes y las juntas vecinales de la ciudad de El Alto, zona Sur y 6 de Marzo se determinó la unidad entre organizaciones para defender la democracia y “no permitir un nuevo golpe de Estado”.

“Esa unidad con un solo objetivo para defender la democracia, para defender nuestro proceso, para defender a nuestro Gobierno elegido democráticamente. Lamentamos la actitud de estas instituciones cívicas que se dan la tarea de desinformar, de tergiversar la información de normas, leyes y otros (…) No vamos a permitir más desestabilización política en el país, el pueblo quiere trabajar, quiere recuperar su economía, por eso es que estamos haciendo el día de hoy esta alianza, unidos vamos a defender este proceso”, indicó Huarachi.

Lamentó que los cívicos estén desinformando a la población con la finalidad de desgastar al Gobierno y desestabilizarlo. Advirtió que desde la Fejuve se organizarán reuniones, asambleas y cabildos para no permitir un nuevo intento de golpe de Estado.

El ejecutivo de la Fejuve  El Alto Sur, Nicasio Ríos, aseveró que la unidad entre las federaciones de las juntas vecinales alteñas no permitirá que la “extrema derecha se rearticule” para desestabilizar al país. Indicó que las organizaciones sociales de El Alto respaldan a las autoridades electas democráticamente.

“La ciudad de el Alto se vuelve a unir, estaban queriendo dividir; ahora, estamos unidos Fejuve de El Alto Sur, Distrito 8 y Fejuve de El Alto 6 de Marzo (…) Estamos unidos, porque ya es necesario, otra vuelta están queriendo articularse los de la extrema derecha (…) Están queriendo otra vuelta desestabilizar a Bolivia, por eso estamos declarándonos en estado de emergencia”, indicó Ríos.

Desde el 8 de noviembre, sectores políticos declararon paro indefinido en contra de Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo. Santa Cruz y Potosí fueron los departamentos donde se reportaron bloqueos esporádicos, que derivaron en hechos de violencia.

El 13 de noviembre, el presidente Luis Arce anunció la abrogación de la Ley 1386; sin embargo, el Comité Pro Santa Cruz y el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) anunciaron que continuarán con el paro, ahora con otras demandas. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS