Silva sobre robos virtuales en el Unión: Hay una red criminal que opera en entidades

El viceministro de Defensa al Consumidor, Jorge Silva, informó que, tras los robos a cuentas bancarias vía internet registrados en el Banco Unión, existe una red criminal que opera desde el interior de los bancos, con posibles contactos con funcionarios de empresas telefónicas. Pidió a la ASFI y la ATT mejorar los mecanismos de control.

“Es una red, no es una sola persona, son varias las que están operando al interior de estos establecimientos (bancos) y que, lógicamente, los mecanismos de control, fiscalización y auditoría tienen que estar a cargo de las entidades que regulan estos sectores”, señaló  Silva.

Según los datos del jefe nacional de Seguridad Informática del Banco Unión, César Cuenca, al que accedió el portal La Nube, desde 2020 se registraron e  incrementaron los casos de robo virtual, a través de la intervención de la línea de celular de los clientes. En lo que va de la gestión la entidad bancaria ya analizó al menos 30 casos de este tipo.

Silva dijo que hasta hace un par de semanas, su despacho recibió igual número de denuncias a través de las líneas gratuitas que tienen a su servicio. De éstas, sólo 10 formalizaron su queja, la mayoría contra el Banco Unión, aunque mencionó que existen otros casos.

El modus operandi en todos los casos es similar. La autoridad dijo que ya se tienen casos abiertos en La Paz y Santa Cruz a los que realizan el seguimiento respectivo;  sin embargo, su labor se ve limitada debido a que el trabajo está cargo de  la ASFI y la ATT.

“Nosotros consideramos que el mecanismo de control de la ASFI a todo el sistema bancario debe ajustarse. Y la ATT también debe ajustar la fiscalización a las empresas de telefonía”, explicó Silva. El viceministro considera que existe relación entre las personas que trabajan tanto en los bancos como en las telefónicas con los grupos delictivos que ejecutan los desfalcos.

Por su lado, el grupo de 14 víctimas con los que Página Siete tomó contacto, anunciaron que el martes se presentarán en las puertas de la Fiscalía de La Paz, para protestar por la retardación de las investigaciones y la falta de interés del Banco Unión.

El caso más antiguo es del 18 de mayo;  la red  criminal inhabilitó el número de celular de Silvia Maldonado, quien tuvo que ir a la empresa Tigo para que le entreguen un nuevo chip, sin relacionar la pérdida del servicio con el robo a dos cuentas que ella tiene en el Banco Unión. La víctima notó la sustracción de 51.000 bolivianos  ocho días después, el 26 de mayo, cuando intentó pagar por  compras en un supermercado.

El dinero, 49.000 y 2.000 bolivianos de ambas cuentas, fue transferido a una cuenta del Banco FIE, a nombre de Rigoberto Michel Ponce, en Cochabamba. Desde esa fecha Maldonado hizo los reclamos a Tigo, al Banco Unión y la ASFI.

Además, la víctima descubrió que el seguro de la tarjeta de débito y el de la cuenta no cubren ese tipo de robos.

“El Banco Unión me dio una respuesta que no me sirve de nada, aseguraron que las transacciones se hicieron de forma legal, aunque yo nunca antes había hecho un envío de dinero por Unimovil Plus (…) Sobre eso, la ASFI me respondió que debo esperar la respuesta del Banco Unión y de no ser satisfactoria iniciar otros procedimientos, pero hasta el momento no se sabe nada de mi dinero”, cuestionó  Maldonado./Página Siete

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS