Manfred sigue como Alcalde y su situación jurídica pasa a manos del TCP

Manfred Reyes Villa celebró este jueves el fallo de la Sala Constitucional Segunda de Chuquisaca que, si bien determinó denegarle la tutela por el Amparo presentado en el caso Sillar Alternativo, impide que por ahora se ejecute el mandamiento de condena hasta que se pronuncie el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) en etapa de revisión.

“Gracias a Dios y ustedes seguimos en la Alcaldía”, arengó Reyes Villa frente a sus seguidores que se reunieron en la Alcaldía cochabambina.

Reyes Villa consideró el fallo de este jueves como «un empate», en el cual no se lo puede tocar mientras no se pronuncie el TCP. Indicó que podría tardar mucho tiempo por la carga procesal.

Pidió al gobierno trabajar junto sin importar el color, sin embargo, acusó al viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox, de ejercer presión a las autoridades judiciales, incluso viajando a Sucre antes de la audiencia. Criticó esa actitud tomando en cuenta además que fue el candidato perdedor en las elecciones subnacionales.

Recordó también que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos también ya ha admitido una petición suya que incluye este caso y espera que el pronunciamiento de esa entidad salga pronto.

El abogado de Reyes Villa, Ronald Pinto, explicó a ERBOL que si bien la Sala Constitucional denegó el Amparo, determinó que siga vigente la medida cautelar que impide ejecutar la condena del Alcalde, mientras el Tribunal Constitucional no se pronuncie al respecto.

Por procedimiento, las decisiones de Sala Constitucional deben pasar al Tribunal Constitucional para ratificar o no los fallos.

El jurista señaló que un pronunciamiento del Tribunal Constitucional podría tardar hasta dos años. Consideró que la decisión de la Sala Constitucional puede considerarse un triunfo, porque no cambia la situación de Reyes Villa y permite que siga como Alcalde.

En su Amparo, Manfred denunció vulneraciones a sus derechos y garantías constitucionales en el caso El Sillar Alternativo, por el cual fue procesado en ausencia y sentenciado a cinco años de cárcel en 2013.

Activó el Amparo después de que este año la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró inadmisible un recurso de casación contra la sentencia de 2013.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS