El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de emergencia tras el lanzamiento del misil hipersónico norcoreano

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá con carácter urgente el viernes para analizar la situación en Corea del Norte, a pedido de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, tras el lanzamiento de un misil hipersónico en el país asiático esta semana.

Fuentes diplomáticas informaron que la sesión, prevista inicialmente para el jueves tendrá lugar el viernes a puertas cerradas. No está claro si la reunión concluirá con una declaración común del Consejo de Seguridad.

Esta demanda trilateral de Washington, París y Londres es la primera marca de unidad de las tres capitales desde la crisis que opuso a Francia con Estados Unidos y el Reino Unido en el caso de los submarinos australianos.

Es también la primera vez desde hace tiempo que Estados Unidos toma la iniciativa en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad sobre Corea del Norte.

En 2017, por iniciativa de la administración de Donald Trump, el Consejo de Seguridad adoptó en tres ocasiones una serie de sanciones económicas contra Pyongyang tras un ensayo nuclear y tests de misiles.

Corea del Norte anunció el miércoles que llevó a cabo con éxito un ensayo de un misil planeador hipersónico, lo que podría constituir un avance tecnológico importante.

Unos minutos después del disparo, el embajador norcoreano ante la ONU, Kim Song, declaró, mientras pronunciaba un discurso en la Asamblea General, que su país tiene el “derecho legítimo” de ensayar armas y “reforzar (su) capacidad de defensa”.

Este miércoles el dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, tachó las ofertas de diálogo de Estados Unidos de “fachada” y acusó a la administración del presidente Joe Biden de mantener las políticas hostiles contra ellos.

Los contactos entre ambos países iniciados bajo el mandato de Donald Trump quedaron interrumpidos en 2019 tras el fracaso en Hanói (Vietnam) de la segunda cumbre entre el presidente republicano y el líder norcoreano.

Desde su acceso a la Casa Blanca, el Gobierno de Joe Biden ha ofrecido repetidamente al aislado régimen comunista un encuentro en cualquier lugar, en cualquier momento y sin condiciones previas.

Kim condenó estas propuestas como “nada más que una fachada para enmascarar su decepción y sus actos hostiles, y una extensión de la política hostil de anteriores administraciones”, según el periódico oficial Rodong Sinmun.

Este mismo miércoles el Departamento de Estado dijo que no tiene “ninguna intención hostil” hacia Corea del Norte y que sigue abierto a la idea de negociar, después de las declaraciones de Kim Jong Un.

“Estados Unidos no alberga ninguna intención hostil hacia la RPDC”, dijo un portavoz del Departamento de Estado en un comunicado. “Nuestra política exige un enfoque calibrado y práctico que busque una diplomacia seria y sostenida con la RPDC para lograr un progreso tangible que aumente la seguridad de Estados Unidos, nuestros aliados y nuestras fuerzas en el terreno”, señala el texto.

Con Biden, “la amenaza militar estadounidense y la política hostil hacia nosotros no han cambiado en absoluto, sino que se han vuelto más maliciosas”, dijo durante un largo discurso ante la Asamblea Suprema del Pueblo, el parlamento unipartidista del país. /Afp

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS