Fundado el 21 de Diciembre de 2016

sábado, 22 / enero / 2022

Familia de trabajador que murió sepultado en un barrio de Tarija exige justicia

El señor Rodolfo Espinosa junto con su familia se organizaron en una marcha de protesta en demanda de justicia por la muerte de su hijo el joven Jhonny Espinoza, quien trabajaba en un proyecto de la empresa constructora SECA y falleció enterrado junto con otro compañero por tierra que estaban excavando par una zanja, además denuncia que la empresa tardó dos horas en auxiliar a los trabajadores.

«Han hecho la excavación de la tierra y lo dejaron al borde, después los metieron a los dos que han muerto, por la máquina toda la tierra que han sacado se cayó sobre ellos, los tapó y la gente esa esperó dos horas para sacarlos, entonces querían que mueran mismo, eso es la inseguridad», ha explicado.

El hombre con mucho pesar recuerda a su hijo como un joven padre trabajador que luchaba por el bienestar de sus hijas, pero tras aceptar el trabajo con la empresa Seca a los tres días de iniciar falleció  de esta manera trágica.  

«Mi hijo era agricultor, tenía cebolla para cavar pero su hermano le pidió ayuda y fue a trabajar, a los 3 días ya muere. Si ven la tierra floja, tenían que sacar rápido antes de que mueran, a los 5 minutos quizás no morían, han esperado 2 horas, querían matarlos mismo. Cómo no vamos a reclamar, eso es injusto, es mi hijo yo estoy muy apenado cómo esa empresa va a trabajar sin seguridad», ha lamentado.

PUBLICIDAD

Por otra parte, la hermana de Jhonny Espinoza ha explicado que el gerente de la empresa SECA y su esposa han estado intentado «pagarle a la esposa del trabajador para evitar mayor problema en los juzgados», donde además cerraron el caso con «uso de supuesta influencia».

«Yo puse la denuncia y ayer fuimos al Ministerio, nos vimos que el señor, el dueño de la empresa ha desestimado la denuncia que pusimos, se han puesto ellos como víctimas, él, su esposa y el maquinista que estaba ahí y no nos llamaron a nosotros para nada, no nos preguntaron nada, él hizo todo, cerró el caso y ya. De esta manera nosotros ayer fuimos a consultar a otro abogado para reabrir el caso, no es un perro que ha muerto, es mi hermano, padre de dos niñas en orfandad», ha manifestado.

Incluso denuncia que la esposa del dueño de la empresa la señora de iniciales K.J.  visitó más de 10 veces la casa de la esposa de Jhonny para pagarle 52.000 bolivianos como indemnización y evitar con esto una demanda formal, pero la familia quiere justicia para las hijas del joven.  

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS