García Linera dice que conflicto de Achacachi recicla a la derecha que no quiere a Bolivia

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo el jueves que el conflicto en el municipio de Achacachi, La Paz, recicla a la derecha política «idiota» que no conoce ni quiere a Bolivia.

«Se trata de una nueva muestra del reciclamiento de una derecha política idiota que no conoce Bolivia y que tampoco la quiere», afirmó en un artículo publicado en las redes sociales.

García Linera lamentó que trotskistas, ambientalistas e indigenistas, unidos por su odio al presidente Evo Morales, se hayan lanzado a los «brazos de la derecha más cavernaria» de Bolivia, en alusión al expresidente Jorge Quiroga y al empresario y opositor Samuel Doria Medina.

El Vicepresidente dijo que Quiroga y Doria Medina buscan encauzar la movilización de Achacachi hacia una confrontación con el Gobierno, cuando el conflicto debe ventilarse en los órganos Judicial y Electoral.

El conflicto en Achacachi casi cumple dos semanas con movilizaciones y bloqueos en la ruta hacia Copacabana en demanda de la destitución del alcalde Edgar Ramos, salpicado con denuncias de corrupción, y la liberación de dirigentes vecinales acusados de promover una ola de protestas, saqueos y quemas de bienes públicos y privados en febrero de este año.

García Linera cuestionó que los opositores callen ante un hecho «inaudito y fascista», como fue la quema de la gloriosa Federación Sindical de Trabajadores Campesinos de Omasuyos ‘Túpac Katari’, instalaciones municipales y el domicilio del alcalde, hechos que investiga la justicia para dar con los responsables.

«La quema o demolición de sedes sindicales es algo que sólo lo hacían las dictaduras y, recientemente la Unión Juvenil Cruceñista, que el año 2008, en pleno golpe de Estado cívico prefectural quemó las sedes sindicales de los pueblos indígenas de tierras bajas», refirió.

El Vicepresidente calificó esas acciones de «fascistas» y dijo que provocaron el distanciamiento de la ciudad de Achacachi con las comunidades rurales.

«Hoy, los habitantes de la ciudad de Achacachi y de las comunidades son enteramente aimaras; pero ya pertenecientes a distintas clases sociales. Mientras que en la ciudad de Achacachi están fundamentalmente comerciantes, transportistas, artesanos y una parte de profesores, muchos de ellos procedentes de las comunidades y en un claro proceso de enclasamiento social», explicó.

En ese marco, García Linera aclaró que los protagonistas de las grandes movilizaciones contra la dictadura y, recientemente contra el neoliberalismo, han sido fundamentalmente de las comunidades campesinas.

«El Achacachi rebelde e insurrecto, es el Achacachi de esas comunidades», sentenció. (ABI)

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS