El ojo de Harvey tocó tierra cerca de Port Aransas, Texas, convertido en un poderoso huracán categoría 4

El ojo del huracán Harvey tocó tierra hoy en Texas, estado al que amenaza con «inundaciones catastróficas» que representan un «peligro mortal», informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Harvey, de categoría 4, tocó tierra en la localidad de Rockport (30 millas al noreste de Corpus Christi) sobre las 22.00 hora local (23.00 ET), con vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora.

El huracán avanza ahora en dirección noroeste a una velocidad de 7 millas por hora y se prevé que en las próximas horas empiece a debilitarse y se siga moviendo por el sureste de Texas a menor velocidad.

Los meteorólogos del CNH prevén inundaciones «devastadoras» provocadas por las fuertes lluvias y la marejada ciclónica.

«Aunque Harvey haya tocado tierra, el peligro por lluvias tan solo acaba de empezar», apuntó el CNH en un comunicado en el que reiteró el «peligro mortal» que supondrán las inundaciones para la costa central y norte de Texas.

De categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, Harvey es el huracán más potente que toca tierra en Estados Unidos desde el mortífero Katrina, en 2005.

El Servicio Nacional Meteorológico informó que algunos techos se despegaron en las zonas de Corpus Christi y Rockport. Hay informes de edificio que se desmoronaron, con personas atrapadas en su interior.

David Yeomans, el meteorólogo del canal de tv KXAN, mostró las daños en el hotel donde se alojaba el equipo periodístico.

Las primeras lluvias llegaron a Austin, y las más intensas se instalarán mañana por la mañana hasta el lunes.

Las autoridades solicitaron a la población de Corpus Christie —la ciudad más grande cerca del punto de entrada del huracán—, que hiervan el agua antes de consumirla, ya que no está garantizado el proceso de potabilización.

Las preocupaciones principales son las oleadas de la tormenta y las inundaciones, ya que se espera que el fenómeno meteorológico permanezca durante días. Se podrían acumular unas 25 pulgadas (63 centímetros) o más de lluvia en algunas áreas. En algún momento se espera que la tormenta se dirija a Houston, la cuarta ciudad más grande del estado, que es proclive a las inundaciones.

Durante el día los texanos de la costa en peligro recibieron la instrucción de evacuar la zona, mientras que los millones de habitantes del área de Houston recibieron indicaciones contradictorias sobre si salir o ponerse a resguardo y no moverse.

El pronóstico mantiene al huracán en el estado hasta mediados de la semana próxima, y esa lentitud de su movimiento sólo exacerba la lluvia torrencial y la amenaza de inundaciones.

Los hoteles del condado de Fayette están llenos de habitantes de los territorios costeros que buscaron refugio del Huracán Harvey. Auque las personas siguen llegando (muchas familias enteras, con víveres) hotles como la cadena Best Western informaron que deben rechazarlas.

El Centro Nacional de Huracanes advirtió que, tras la llegada a tierra de Harvey, está en efecto un Alerta de Oleaje en buena parte de la costa de Texas. El oleaje causado por la tormenta podría llegar a más de 10 pies (3 metros) en la franja entre Port Aransas y Port O’Connor. Debido al lento momiviento del huracán, la marea y los niveles del agua se mantendrán elevados durante días.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que espera «inundaciones catastróficas y con riesgo de vida» en la zona media y superior de la costa texana, debido a la lluvia torrencial que seguirá cayendo. Se podrían acumular entre 15 y 30 pulgadas (38 a 76 centímetros) «con extremos aislados de 40 pulgadas (más de 1 metro)» hasta el miércoles.

Se estima que unos 5,8 millones de personas están en el recorrido del huracán Harvey. También el centro neurálgico de las operaciones de refinería petrolera de los Estados Unidos: ese impacto ya se sintió en el aumento de la gasolina.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS