El alcalde que vistierion de chola, imputado por corrupción

La Fiscalía imputó al alcalde de Caquiaviri, Bruno Álvarez, por malversación de recursos económicos y otros delitos. El año pasado, este burgomaestre se hizo conocido porque comunarios lo vistieron de chola como si fuera castigo por deficiencias en su gestión.
Según la imputación, firmada por el fiscal Ramiro Jarandilla y facilitada por el concejal Salustiano Suntura, el alcalde Álvarez habría incurrido en una millonaria malversación de los recursos del municipio de Caquiaviri de la provincia Pacajes de La Paz. 
De acuerdo con la investigación, entre junio y diciembre de 2015, Álvarez emitió 531 cheques por 4.266.216 bolivianos, para manejarlos de forma “discrecional”.
“Retiró los recursos a nombre de funcionarios y terceros no autorizados”, señala la imputación.
Asimismo, el fiscal sostuvo que el alcalde hizo estos desembolsos al margen de su presupuesto, debido a que no cumplió los procedimientos para reforma el Programa Operativo Anual (POA)
Incluso, se evidenció que Álvarez procedió a realizar convocatorias públicas en el Sicoes “sin tener presupuesto escrito o previsto para su ejecución”, por un monto de 4.595.415 bolivianos.
El fiscal Jarandilla concluyó que el alcalde “ha emitido 531 cheques por un valor de total de Bs. 4.266.216,77 monto de dinero que ha sido dispuesto irregularmente al margen del programa de operaciones anual y el  presupuesto municipal uncial del año fiscal 2015”.
Encima, según la investigación, Álvarez ordenó la realización de una auditoría que no tomó en cuenta los comprobantes que emitió en su gestión.
Con esos elementos, el fiscal imputó a la autoridad municipal por los delitos de malversación, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica, además pidió su detención preventiva en el penal de San Pedro.
El concejal Salustiano Suntura, quien es el denunciante en este caso, recordó que cuando se vistió de chola a Álvarez ya se tenía indicios de las irregulares en su gestión.
El concejal aseguró que las anomalías no sólo corresponden a los Bs 4,2 millones que identificó la Fiscalía, sino además a los Bs7 millones que usó Álvarez en su gestión. Aseveró que hay irregularidades con el desayuno escolar y hasta la compra de ponchos y sombreros. (Erbol)

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS