Fundado el 21 de Diciembre de 2016

miércoles, 22 / marzo / 2023

Las mujeres podrán hacer topless en las piscinas públicas de Berlín

Las mujeres en Berlín pronto podrán hacer topless en las piscinas públicas de la ciudad, al igual que los hombres, dijo el jueves el gobierno estatal de Berlín.

Las nuevas reglas de baño que permiten a todos ir a nadar sin cubrirse el torso obedecen a una denuncia de discriminación de una mujer a la que no se le permitía hacer topless en una piscina de la capital.

La mujer, cuya identidad no fue revelada, recurrió a la oficina del defensor del pueblo del Senado para la igualdad de trato para exigir que las mujeres, como los hombres, puedan nadar en topless, dijo el Senado de Justicia, Diversidad y Antidiscriminación de Berlín en un comunicado escrito.

En reacción a la denuncia y la participación del defensor del pueblo en el caso, Berliner Baederbetriebe, que administra las piscinas públicas de la ciudad, decidió cambiar sus reglas de vestimenta, según el comunicado.

“La oficina del defensor del pueblo acoge con gran satisfacción la decisión de la Baederbetriebe, porque establece la igualdad de derechos para todos los berlineses, ya sean hombres, mujeres o no binarios, y porque también crea seguridad jurídica para el personal de la Baederbetriebe”, dijo Doris Liebscher, el jefe de la oficina del defensor del pueblo.

En el pasado, a las mujeres que mostraban sus senos en las piscinas de Berlín se les pedía que se cubrieran o que salieran de la piscina, y en ocasiones se les prohibía regresar.

“Ahora es importante que la regulación se aplique de manera consistente y que no se emitan más expulsiones o prohibiciones de casa”, dijo Liebscher.

No estaba claro de inmediato cuándo se aplicarían exactamente las nuevas reglas de baño.

En Alemania, la libertad también significa estar al desnudo

A los alemanes les encanta desnudarse. Se han estado desnudando en público por más de un siglo, cuando los primeros naturalistas se rebelaron contra las suciedades de la industrialización y luego de la masacre generalizada de la Primera Guerra Mundial.

“La cultura del cuerpo libre”, que básicamente significa tener expuesto todo el cuerpo para darse baños de agua o de sol (a veces mientras uno hace ejercicio), se volvió la mayor consigna para quienes abogan por un estilo de vida saludable y armonioso como un antídoto a la destructiva modernidad.

A los alemanes incluso les encanta contar una anécdota sobre la ex canciller Angela Merkel. Según lo cuentan, la noche que cayó el Muro de Berlín, la política que creció en Alemania oriental decidió acudir a su cita semanal en una sauna antes de cruzar hacia Occidente.

Tal vez es porque en Alemania el acto de desnudarse tiene mucho que ver con luchar contra la represión.

“Se trata enteramente de la libertad”, dijo a The New York Times John C. Kornblum, ex embajador estadounidense en Alemania que ha vivido ahí intermitentemente desde los años sesenta (y recuerda la vez en que le gritó un alemán desnudo porque él no se había quitado su traje de baño antes de entrar a un jacuzzi).

“A los alemanes les da miedo la libertad y la anhelan al mismo tiempo”, dijo Kornblum. “Tienen tan arraigadas las ideas de jerarquía y de seguir las reglas que muchos consideran impensable la discordancia pública para temas sociales o de política. Cuando la gente camina desnuda por una playa obtiene una dosis de sentirse rebelde”.

Los nazis intentaron eliminar el nudismo, al igual que el régimen comunista. No lo lograron. /Ap

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS