Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 26 / enero / 2023

El temor a una posible recesión en Estados Unidos impulsó hacia abajo las acciones en Wall Street

Las acciones volvieron a perder terreno en Wall Street en las operaciones de la tarde del jueves, a medida que aumentan los temores de que Estados Unidos se encamine hacia una dolorosa recesión. El S&P 500 y el Dow Jones cayeron 0,8% y el Nasdaq perdió 1 por ciento.

Todos los índices principales van camino de registrar pérdidas semanales, después de que el mercado iniciara el año con una subida de dos semanas. Los rendimientos de los bonos se mantuvieron estables, pero se han movido a la baja desde principios de año. Los analistas esperan que el mercado en general se mantenga inestable mientras los inversores tratan de hacerse una idea más clara de la inflación y de la trayectoria de la economía en el futuro.

“Refleja muy bien las opiniones contradictorias que tienen los inversores con respecto a hacia dónde se dirigen las cosas aquí a principios de 2023″, dijo Greg Bassuk, consejero delegado de AXS Investments.

Los informes mostraron debilidad en varias áreas de la economía, como el sector inmobiliario y el manufacturero en la región del Atlántico medio, aunque no fueron tan malos como se esperaba y el mercado laboral parece seguir saneado. Estos datos se producen después de que un día antes las ventas minoristas, piedra angular de la economía, y la producción industrial registraran cifras peores de lo esperado.

Los últimos datos económicos dibujan el panorama de una economía que se ralentiza bajo el peso de la ventisca de subidas de tipos del año pasado por parte de la Reserva Federal. El banco central subió agresivamente los tipos de interés para frenar a propósito la economía y enfriar la inflación. La estrategia corre el riesgo de frenar demasiado el crecimiento económico y provocar una recesión.

Varios bancos importantes prevén al menos una leve recesión este año, a medida que el impacto de las subidas de tipos de la Reserva Federal repercuta en la economía. La inflación se ha ido enfriando, pero los precios de muchos productos siguen siendo obstinadamente altos, lo que presiona a los consumidores.

El banco central ha subido su tipo de interés a un día hasta una horquilla de entre el 4,25% y el 4,50%, frente al cero de hace un año. La Fed anunciará su próxima decisión sobre los tipos de interés el 1 de febrero. Los inversores prevén una subida de tan sólo 0,25 puntos porcentuales el mes que viene, por debajo de la subida de medio punto de diciembre y de las cuatro subidas anteriores de 0,75 puntos porcentuales.

La Reserva Federal ha mantenido que no cejará en su lucha contra la inflación hasta que esté segura de que los precios se están enfriando. También ha estado observando de cerca varias áreas de la economía, incluido el mercado laboral, para tener una mejor idea de si la inflación se está desacelerando. Los últimos datos semanales de desempleo muestran que el empleo sigue siendo fuerte, lo que es bueno para los trabajadores, pero dificulta la lucha de la Reserva Federal contra la inflación.

El rendimiento del Tesoro a dos años, que sigue las expectativas de futuras medidas de la Reserva Federal, subió al 4,11% desde el 4,09% del miércoles. El rendimiento del Tesoro a 10 años, que influye en los tipos de interés de las hipotecas y otros préstamos, subió al 3,41% desde el 3,38%.

Wall Street también está examinando de cerca la última ronda de resultados empresariales para hacerse una idea más clara de cómo están afrontando las empresas la inflación y la ralentización de la economía.

Los inversores también están pendientes de los acontecimientos políticos que podrían acabar perjudicando a la economía. El Departamento del Tesoro ha empezado a tomar “medidas extraordinarias”, ya que el Gobierno ha llegado al límite de su capacidad legal de endeudamiento. La Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, envió el jueves una carta a los líderes del Congreso instándoles a actuar para elevar el límite de endeudamiento. El gobierno puede recurrir temporalmente a ajustes contables para mantenerse abierto.

Los mercados europeos cayeron y los asiáticos terminaron mixtos. /Ap

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS