Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 26 / enero / 2023

Fuerte caída de las acciones en Wall Street luego de que la Fed insinuara que seguirá subiendo la tasa de interés

Las acciones cayeron en Wall Street el miércoles por la tarde después de que un responsable de la Reserva Federal dijera que el banco central necesita seguir subiendo los tipos de interés para controlar la inflación. Las declaraciones se produjeron tras conocerse nuevos datos que muestran que los consumidores frenaron el gasto minorista el mes pasado.

El índice S&P 500 cedió 1,6%, el Dow Jones cayó un 1,8% y el Nasdaq Composite bajaba 1,2 por ciento.

La negociación ha sido inestable en lo que va de semana, tras dos sólidas ganancias semanales.

Los valores tecnológicos estuvieron entre los que más pesaron en el mercado. Microsoft cayó un 1,2% tras convertirse en la última empresa tecnológica en anunciar despidos. El gigante del software está recortando 10.000 trabajadores, casi el 5% de su plantilla.

Los rendimientos del Tesoro cayeron ampliamente después de que el Gobierno informara de que los estadounidenses recortaron sus gastos más de lo previsto el mes pasado, la segunda caída consecutiva. El Gobierno también publicó unos datos de inflación más alentadores. Los precios al por mayor subieron un 6,2% en diciembre con respecto al año anterior, lo que supone la sexta ralentización consecutiva de la medida de los precios antes de que se trasladen a los consumidores.

El rendimiento del Tesoro a 10 años, que influye en los tipos de interés de las hipotecas y otros préstamos, cayó al 3,39% desde el 3,55% del martes.

El rendimiento del Tesoro a dos años, que sigue las expectativas de futuras medidas de la Reserva Federal, cayó al 4,09% desde el 4,16% anterior a la publicación de los últimos datos económicos. A última hora del martes llegó a alcanzar el 4,21 por ciento.

“Parece que algo está moviendo la inflación y las ventas minoristas en la dirección correcta, es decir, más suave”, dijo Tom Martin, gestor de carteras de Globalt Investments. “La pregunta es qué significa realmente”.

Wall Street ha estado esperando que la relajación de la inflación y la desaceleración del crecimiento económico puedan influir en la postura de la Reserva Federal sobre los tipos de interés. El banco central subió agresivamente los tipos a lo largo de 2022 en un esfuerzo por enfriar la caliente inflación, pero eso ha perjudicado a los precios de las acciones y los bonos, y corre el riesgo de ir demasiado lejos y provocar una recesión.

Aunque cada vez hay más indicios de que la elevada inflación por fin está remitiendo, siguen siendo necesarias nuevas subidas de tipos, según Loretta Mester, presidenta del Banco de la Reserva Federal de Cleveland,

“Aún veo el mayor riesgo en un endurecimiento demasiado pequeño”, dijo Mester en una entrevista el martes con la agencia de noticias AP.

Mester insistió en su convicción de que el tipo de interés oficial de la Reserva Federal debería subir “un poco” por encima de la horquilla del 5% al 5,25% que los responsables políticos han proyectado colectivamente para finales de este año.

El banco central ha elevado su tipo de interés a un día hasta una horquilla de entre el 4,25% y el 4,50%, desde aproximadamente cero hace un año. La Fed anunciará su próxima decisión sobre los tipos de interés el 1 de febrero. Los inversores prevén una subida de sólo 0,25 puntos porcentuales el mes que viene, menos que la subida de medio punto de diciembre y que las cuatro subidas anteriores de 0,75 puntos porcentuales.

El panorama económico general aún no está lo bastante claro como para saber si la lucha de la Reserva Federal contra la inflación está funcionando lo bastante bien como para evitar una recesión. Varios bancos importantes han pronosticado al menos una recesión leve en algún momento de 2023.

Los inversores también están revisando la última tanda de beneficios empresariales para obtener más información sobre cómo la inflación y el gasto de los consumidores están afectando a los beneficios y los ingresos. PNC Financial Services Group cayó un 5,4% tras presentar unos resultados débiles.

Los mercados europeos y asiáticos subieron en su mayoría. El Nikkei 225 japonés subió un 2,5% después de que el Banco de Japón mantuviera sin cambios su laxa política monetaria, disipando las especulaciones de que cedería a las presiones y se uniría a otros bancos centrales en la subida de los tipos de interés para luchar contra la inflación. /Ap

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS