Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 2 / febrero / 2023

Estados Unidos: grupos de derechos humanos celebran la ampliación del acceso a la píldora abortiva

Las píldoras abortivas pronto podrán venderse en las farmacias minoristas por primera vez en Estados Unidos. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) hizo el anuncio esta semana. Las farmacias tendrán que solicitar un certificado para venderlas. Sin embargo, hay una advertencia importante: el medicamento solo podrá venderse en los estados donde no esté prohibido.

Tras una sentencia del Tribunal Supremo dictada en junio, el acceso al aborto se decide ahora a nivel estatal en Estados Unidos. Después de que el tribunal anulara la histórica sentencia Roe contra Wade, de 1973, que sostenía que el acceso al aborto es un derecho constitucional, varios estados conservadores aprovecharon la oportunidad para reducir el acceso al aborto o prohibirlo directamente.

Hasta la decisión de la FDA, los medicamentos que inducen el aborto solo estaban disponibles en consultas médicas, clínicas con la licencia correspondiente y en unas pocas farmacias de venta por correo. Pero eso aún no significaba que todas las que quisiesen abortar podían hacerlo. Las pacientes debían presentar una receta de un médico acreditado.

La dirección correcta

Planned Parenthood, una organización sin ánimo de lucro que presta atención de salud reproductiva en Etados Unidos y en todo el mundo, describió la medida como un «paso en la dirección correcta para la equidad sanitaria». Asimismo, afirmó que «poder acceder a la medicación prescrita para el aborto por correo o recogerla en persona en una farmacia como cualquier otra receta supone un cambio radical para las personas que intentan acceder a la atención básica de salud».

Por su parte, la organización antiabortista SBA Pro-Life America publicó la siguiente declaración: «Los activistas abortistas quieren convertir cada oficina de correos y farmacia en un negocio abortista, y la FDA de Biden es un participante dispuesto, incluso mientras los estudios muestran que las salas de emergencia están siendo inundadas con mujeres que sufren de complicaciones graves y potencialmente mortales causadas por medicamentos abortivos».

Las afirmaciones de la SBA no solo contradicen la información de la FDA, sino también la de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la organización humanitaria no gubernamental Médicos sin Fronteras.

Abortos médicos a domicilio

La mayoría de los medicamentos incluyen los principios activos mifepristona y misoprostol. Se toman dos píldoras con un intervalo de 24 a 48 horas entre cada dosis. La mifepristona detiene el avance del embarazo al bloquear la hormona progesterona y hace que el embarazo se separe de la pared del útero. A continuación, una dosis de misoprostol induce calambres y hemorragias en el útero, que expulsan el embrión.

En Estados Unidos, estos abortos médicos solo están permitidos hasta la décima semana de embarazo. Ese plazo es similar en todo el país. Según la agencia de noticias AFP, los expertos calculan que actualmente más de la mitad de los embarazos en Estados Unidos se interrumpen con píldoras abortivas.

Las píldoras abortivas sustituyen a muchos procedimientos médicos también en muchos otros países.

Los medicamentos que permiten los abortos autoadministrados tienen un gran atractivo porque son sencillos de realizar, más asequibles y permiten una mayor privacidad. «La OMS recomienda que las personas en el primer trimestre (hasta 12 semanas de embarazo) puedan autoadministrarse medicamentos con mifepristona y misoprostol sin supervisión directa de un profesional de salud», afirma un informe de la OMS.

Esto significa que los abortos médicamente correctos y autoadministrados están realmente respaldados por la OMS. Un informe de la organización sostiene que «para determinados servicios de salud, la incorporación de la autoasistencia puede ser una estrategia innovadora para reforzar la atención primaria», sobre todo en países con sistemas sanitarios desbordados.

Pero en muchos países, los abortos realizados en casa son ilegales. En Alemania, por ejemplo, el consumo de píldoras abortivas debe ser supervisado por un médico.

Llorar en paz

«Me enteré de que tenía un óvulo dañado. Mi cuerpo había creado un saco gestacional, pero no había embrión. Mi cuerpo pensaba que estaba embarazada. Según tengo entendido, normalmente el cuerpo reconoce que no se trata de un verdadero embarazo en torno a las 7-12 semanas y empiezas a abortar de forma natural». Pero Brooke no abortó de forma natural y quería evitar que los médicos la pincharan.

«Quería sentirme segura», dice. «También tenía que pensar en mi hija y durante el apogeo de covid-19 ¿querría ir al hospital y exponerla a cualquier enfermedad que hubiera allí? ¿Podría encontrar siquiera una guardería?».

Debido a los cierres y a los riesgos de infección durante la pandemia de coronavirus, algunos países hicieron excepciones al permitir un acceso más fácil a las píldoras abortivas. Como resultado, temporalmente fue posible que las mujeres tomaran las píldoras en sus casas después de someterse a consultas por teléfono o en línea. Pero en muchos lugares, especialmente en países donde el acceso al aborto ya es ilegal o está muy restringido, las mujeres tuvieron aún más dificultades durante la pandemia de las que habían experimentado anteriormente.

Píldoras por correo

También es posible pedir píldoras abortivas por internet. La organización de defensa de los derechos de la mujer Women on Web ofrece diversos servicios en su plataforma en línea en 22 idiomas. Incluso ofrecen consultas médicas y envían medicamentos.

Gracias a los esfuerzos de este grupo y otros similares, muchas mujeres han podido sortear las restricciones al aborto. Viajar a otros países (o en el caso de Estados Unidos a otros estados) también les sirvió de ayuda.

Muchas mujeres tienen que ser recursivas para acceder al aborto y no todas tienen la suerte de hacerlo de forma segura. Las restricciones y prohibiciones del aborto en realidad no conducen a un menor número de abortos, sino a que un mayor número de ellos se produzcan en condiciones más peligrosas. Estas incluyen procedimientos quirúrgicos ilegales o el uso de tinturas y productos químicos que no han sido aprobados. Según estimaciones de la OMS, 45 % de todos los abortos se realizan en circunstancias insalubres e incluso potencialmente mortales.

Seguro y eficaz

Por eso, Manisha Kumar, directora del grupo de trabajo de Médicos Sin Fronteras para la Atención Segura del Aborto, describe las píldoras abortivas como un «punto de inflexión» que podría «revolucionar» la capacidad de las mujeres para interrumpir el embarazo de forma segura. «Cada vez hay más pruebas de que el aborto autogestionado con pastillas es tan seguro y eficaz como la atención en un centro», explica Kumar en un artículo.

«Desgraciadamente, también son el secreto mejor guardado sobre el aborto y mucha gente sigue sin saber qué es un aborto con pastillas, cómo funciona o hasta qué punto es seguro. Las restricciones y prohibiciones legales, el estigma social y los requisitos médicos innecesarios también limitan el acceso», observa.

«Estas barreras afectan de forma desproporcionada a los más marginados: las personas negras y de color, los pobres, los adolescentes, las personas que viven en zonas rurales y las afectadas por crisis o conflictos», agrega.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS