Fundado el 21 de Diciembre de 2016

miércoles, 1 / febrero / 2023

Real Madrid cae ante Villarreal y pone en peligro el liderato

El Real Madrid sumó la segunda derrota de la temporada con justicia. Jugó poco, tratando de explotar sus tradicionales puntos fuertes, las áreas. No le bastó ante un Villarreal excelente, mejor en casi todo que su rival, con un plan claro y bien ejecutado. Va todo por delante antes de lamentar el sainete en que se convierte esta Liga a cuenta de los penaltitos. Dos se señalaron, uno por bando, uno desde el VAR que jamás se habría pitado antes y otro que, seguramente, jamás se habría señalado de no mediar el primero. Suerte tuvieron Soto Grado e Iglesias Villanueva de que los errores se repartieron para equilibrar la balanza, aunque hubo alguna acción con más gravedad que las señaladas. Una pena.

La victoria del Villarreal retrata a un Real Madrid escaso de fluidez, en una alineación sin un solo jugador español por primera vez. Ni así da con la tecla Ancelotti.. Es cierto que encadena compromisos lejos del calor del hogar, pero no encuentra la autoridad necesaria para mandar en los partidos. No lo hizo en Pucela, ni en Cáceres, y en Villarreal prolongó la tendencia. Agravada además por el buen pie del equipo local, que ofreció su mejor versión desde la llegada de Setién. Apretó desde el primer segundo, provocando la indecisión de Rüdiger como central derecho. Fue la parcela más vulnerable del equipo blanco, la custodiada -en teoría- por el central alemán, Militao como falso lateral y Valverde ayudando en la cobertura. Allí llegó la primera advertencia, un centro de Alberto Moreno tenso que cazó libre Coquelin, remató de tacón y estrelló en el palo.

El Villarreal atacó con fiereza y con inteligencia. Con dos extremos presionantes, Yeremy y Chukwueze, obligó al rival a salir en largo. Ahí se impuso en la creación Parejo y en la llegada Álex Baena, imponente. Dos remates del de Roquetas de Mar se escaparon por poco, pero la opción más clara fue de Yeremy, habilitado por Gerard Moreno, exquisito. El extremo se quedó mano a mano, pero se le hizo de noche ante Courtois, enorme. El extremo no marcó, pero evitó el tanto blanco al rebañar el remate a Militao en un mano a mano. Lo sirvió Benzema, que puso otro en el pie de Vinicius, pero esta vez quien se hizo gigante fue Reina. Pese a la falta de juego, de desconexión en el centro del campo, el Madrid también tuvo las suyas hasta el descanso.

En la era Emery era difícil ver un partido loco frente al Madrid. Con Setien es otra historia. La presión en campo contrario destapó a Mendy, que entregó a Parejo en lugar de a Kroos, recibió Gerard, descargó para Yeremy y su remate, tocado por Courtois y el propio Mendy, se convirtió en el 1-0. Justa ventaja por juego, obligando al Madrid a cambiar a una versión más ofensiva.

Nos habría hecho a todos un favor Benzema convirtiendo el balón muerto que le sirvió Vinicius desde la izquierda, pero sacó Foyth bajo palos y empezó el desastre. Vinicius pidió una mano, parecía que en la acción defensiva de Albiol, pero Iglesias Villanueva descubrió un leve toque de Foyth en la acción previa, que incluso favoreció la ocasión de Vini. Lo que nunca debió ser penalti se convirtió en el empate, transformado por Benzema. Un absurdo que encontró pronto compensación. Al minuto siguiente, Alaba intentó evitar el contacto con el brazo al caer al verde, pero tocó y Soto Grado señaló la pena máxima. Esta vez el VAR no dijo ni mus sobre si la mano estaba en el apoyo. Gerard Moreno restableció la ventaja amarilla con limpieza.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS